Home / NAUTICA / Una cuestión de seguridad importante a conocer, los tipos de remolque

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Una cuestión de seguridad importante a conocer, los tipos de remolque

Entendemos por remolque la línea de cabo, cable o combinación de los anteriores que une a remolcador con remolcado. La mena (grueso del cabo del remolque) ha de ir en consonancia con el tonelaje del remolcado y evidentemente con el estado de la mar y viento con el que se va a desarrollar la operación de remolque.

El remolque de alambre o cable de acero es usado para puertos o en aguas llanas exclusivamente, ya que al no tener elasticidad, por fuerte que sea, llega a romperse al menor entrechonazo. Hay remolcadores que los usan, incluso para mal tiempo y en alta mar, pero siempre con un chigre que regula la tensión automáticamente.

Los cabos de manila tienen las propiedades de elasticidad y flotabilidad idóneas y son los más recomendables para remolques medianos, ya que para remolques de gran resistencia tendrían el problema de ser de gran resistencia y difíciles de manejar.

Los de fibra sintética, como los de polipropileno son hoy en día más usados que los de manila y tienen la ventaja sobre ellos de ser, con la misma mena, más resistentes.

Evidentemente pueden darse combinaciones de remolques, como la combinación cadena-manila que es más recomendable para los remolques de tipo medio teniendo en cuenta que la manila (o una fibra sintética, ha de tener como mínimo, la mitad de la longitud del remolque y ésta no ser menor de 150 metros, aunque la mejor longitud para el remolque es la distancia entre crestas de olas o un múltiplo de esta.

La combinación cadena-cable, por su parte es la más idónea para barcos grandes, ya que el peso de la cadena, a veces con el ancla, sirve para amortiguar los entrechocazos, supliendo la falta de elasticidad del cable y de la cadena. La combinación cable-calabrotillo, en cambio es muy usada para remolques en puerto.Remolque2

Para yates y barcos pequeños, el cabo de manila o de fibra sintética es el más recomendable, sin olvidarse de que la distancia debe ser de 150 metros o bien la distancia entre las crestas de las olas o un múltiplo de esta. Ya que hay que tener en cuenta que cualquier entrechocazo (tirón brusco) causado por el oleaje, puede romper la amarra del remolque o el lugar don esta se ha hecho firme, bita, mástil, escotilla o cornamusa.

fuente diariodenautica

Check Also

La Guardia Civil denuncia infracciones en 13 centros de buceo de Fuerteventura

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia de Las Palmas ha realizado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »