Home / NOTICIAS / Cebos: El coreano: un cebo versátil para aguas someras

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Cebos: El coreano: un cebo versátil para aguas someras

La pesca desde embarcación fondeada ofrece la posibilidad de escoger entre zonas de media y gran profundidad, modalidad que suele conocerse como pesca al gran fondo, o decantarnos por calar nuestras cañas en áreas de aguas someras, próximas o muy próximas a la orilla, que se caracterizan por presentar ambientes muy diversos en los que la vida marina suele caracterizarse por su riqueza y variedad.

Hoy vamos a acercarnos a uno de los cebos de los más conocidos, el popular gusano coreano o “coreana”, una carnada que encontraremos a lo largo de todo el año en los comercios especializados y que constituye un complemento interesante y divertido a la hora de afrontar una jornada en aguas próximas a la costa.

El coreano, así es
El gusano coreano (Paranereis acrata) es una carnada de cultivo originalmente importada a nuestro país desde Corea, de donde toma el nombre. De cuerpo fino y delgado, la “coreana” presenta dos franjas claramente diferenciadas en su fisonomía.La parte superior del coreano, más oscura, se caracteriza por mostrar una tonalidad cercana al marrón brillante, salpicada de esporádicos destellos verdosos y rojizos, que se vuelven mucho más claros en la sección ventral del gusano, en la que domina el nácar como tono principal. No es el coreano un anélido extremadamente largo, ya que el tamaño medio de los ejemplares oscila entre 8 y 16 centímetros.

Lógicamente, para emplearlos desde embarcación resultan más efectivos los gusanos coreanos más grandes, de longitud superior a los 12 centímetros, que además son los que presentan una sección más gruesa y por tanto más atractiva a la hora de despertar el interés del pescado terciado. Este tipo de ejemplares es más fácil de adquirir en primavera, época en la que este gusano muestra un estadio de desarrollo óptimo. Con todo, es justo indicar que no todos los importadores proporcionan igual calidad, por lo que cada aficionado hará bien en comparar y establecer preferencias a la hora de escoger un determinado producto.

CeboCoreano2

Un cebo versátil para aguas poco profundas
Utilizado desde embarcación, el gusano coreano se encuadra en la categoría de cebos que podemos denominar “complementarios”, es decir, no deben escogerse como cebo único, pero resultan ideales a la hora de alternarlos con otras carnadas de distinto porte y finalidad. En esta línea, el coreano posee una serie de bondades añadidas, si lo comparamos con otros anélidos de cultivo en general más selectivos, caso de la tita o el americano.

El gusano coreano es un cebo muy versátil, pero pescando con abundancia de morralla resulta algo frágil

En primer lugar, destaca el precio medio, en torno a los 2,5 euros por cajita, bastante asequible si se compara con otros gusanos de importación; en segundo lugar, la coreana es un cebo extremadamente versátil y que resulta eficaz sobre fondos someros de muy distinta naturaleza, tanto arenosos y fangosos —en los que llamará la atención de herreras y brecas—, como sobre sustratos de roca —en los que tocaremos parguetes, mojarras, roncadores y un sinfín de piezas menudas y terciadas—; de ahí que muchos aficionados opten por emplear esta gusana a la hora de procurarse el cebo vivo destinado a desatar la picada de las piezas más combativas. Se trata además de un gusano resistente y muy fácil de conservar vivo durante de dos o tres días, siempre que lo coloquemos en la parte inferior del frigorífico a una temperatura media de unos 8 ó 10º C.

 

Ficha del cebo: El coreano (Paranereis acrata) 

Fondos: arenosos, fangosos y de roca. Áreas de estuario y desembocadura.

Profundidad de pesca: entre los 6 y los 20 m. de profundidad.

Técnicas: embarcación fondeada y pesca a la ronsa o garete.

Tipo de pescado: menudo y terciado, sobre todo, espáridos: herreras, brecas, parguetes, mojarras y peces de roca, aunque también otras especies, como bailas y roncadores.

Conservación: vivas en sus cajitas y a una temperatura entre 8º y 10º C. Siempre refrigerado y protegido de los rayos del sol. Antes de la pesca, lo almacenaremos en la parte baja del frigorífico; durante la jornada, en el interior de la nevera de cebos con un par de barras de hielo.

fuente federpesca

Check Also

Pescadores canarios dicen sentirse ”especialmente agraviados” con la diputada Melisa Rodríguez (Cs) por ”dejarse camelar” por los ”dirigentes de la caza sumbarina con fusil”

El presidente de la Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias, el herreño Fernando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *