Home / NOTICIAS / Cebos: La concha fina: atractiva y resistente

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Cebos: La concha fina: atractiva y resistente

A la hora de escoger nuestros cebos para la pesca desde embarcación fondeada unas dosis justas de innovación pueden convertirse en una importante baza a nuestro favor que nos ayude a marcar diferencias. Para ello, es necesario que nos atrevamos con carnadas algo menos convencionales, que podremos usar a lo largo de la jornada de forma complementaria junto con otras mucho más populares y conocidas.

Una de estas opciones es la concha fina, nuestro cebo de hoy, un molusco resistente y fácil de adquirir, capaz de llamar la atención de algunas de nuestras especies más codiciadas.

La concha fina
La concha fina (Callista chione) es un molusco lamelibranquio bivalvo que habita en los arenales costeros hasta los 90-100 m. de profundidad máxima. Desde el punto de vista morfológico, nuestro cebo se caracteriza externamente por estar provisto unas valvas lisas y extremadamente duras, que presentan una tonalidad entre marrón rojizo y naranja, atravesada por varias franjas curvas más claras. De tamaño netamente superior al de otros bivalvos de nuestras costas —caso de la coquina, el berberecho o la chirla—, la concha fina puede llegar a alcanzar un diámetro de unos 10 ó 12 cm. Su armazón exterior protege un cuerpo carnoso, rojo vivo en el pedúnculo, blanco en el resto, que llama la atención de un buen número de especies predadoras.

Un cebo atractivo y resistente a la morralla
La principal ventaja de la concha fina respecto de otros moluscos de concha habitualmente empleados como cebos radica precisamente en su tamaño y su textura, unas cualidades que la hacen especialmente interesante en la pesca desde embarcación, en la que tendemos a presentar bocados lo suficientemente suculentos como para ser capaces de atraer a aquellos ejemplares más crecidos. En este sentido, se trata de una carnada que podemos utilizar tanto en áreas de roca como sobre fondos de arena, mejor aún si estos últimos se sitúan junto a zonas de desembocadura, por las que suelen deambular grandes doradas y lubinas, dos especies que muestran una marcada predilección por los bivalvos. Sobre el roquedo, la concha fina resulta idónea a la hora de aguantar los envites de la morralla, dadas las propiedades de textura a las que antes aludíamos, a la espera de la picada de espáridos de tamaño medio, sobre todo de aquellos en cuyas dentaduras destacan los molares por encima de los incisivos, como es el caso de los sargos, comunes, breados y picudos, y de los pargos.

Sobre el arenal, conviene laminar el cuerpo de la concha fina en tiras largas y delgadas, sobre todo si la especie buscada es la herrera de buen tamaño, un pez de boca mucho más blanda que el resto de espáridos arriba mencionados

CeboConchaFina

Mejor vivas… si no saladas
En cuanto a su conservación se refiere, la opción más efectiva es mantenerlas vivas en agua de mar a una temperatura media de entre 17 y 20 º C o conservarlas en la parte inferior del frigorífico, si no disponemos de agua marina. Como sucede con otras muchas especies marinas, la sobrepesca y la rarefacción de otros moluscos afines ha motivado que la concha fina, antes apenas presente en los mercados como especie de consumo, sea ahora muy común en numerosas pescaderías, incluso en las grandes superficies comerciales, todavía a precios bastante asequibles. Esta circunstancia facilita su empleo como cebo, siempre que nos aseguremos de adquirirla viva y en excelente estado. Como modo de conservación alternativo, podemos optar por almacenar unos cuantos ejemplares, una vez desprovistos de sus valvas, en un tarro con sal, sin olvidar que, de este modo, aumentará aún más la dureza natural de sus carnes.

 

Ficha del cebo La concha fina (Callista chione)
Fondos: Áreas de roca, arenales y zonas de desembocadura.
Profundidad de pesca: Desde los 5 a los 30 ó 40 m. de profundidad.
Técnicas: Pesca desde embarcación fondeada, pesca a la ronsa o garete.
Tipo de pescado: Pescado mediano y, presentada entera, ejemplares de buen tamaño.
Especies: Fundamentalmente espáridos: sargo común, sargo breado, mojarra de piedra, pargo y dorada; además de lubinas, bailas, corvas y corvinatas.
Conservación: Viva o ligeramente salada.
fuente federpesca

Check Also

Pescadores canarios dicen sentirse ”especialmente agraviados” con la diputada Melisa Rodríguez (Cs) por ”dejarse camelar” por los ”dirigentes de la caza sumbarina con fusil”

El presidente de la Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias, el herreño Fernando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *