Home / NOTICIAS / Pescar lucios grandes es posible Reflexiones acerca de los señuelos y técnicas

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Pescar lucios grandes es posible Reflexiones acerca de los señuelos y técnicas

Me he dado cuenta recientemente de que la gente busca muchas respuestas a preguntas que no necesita saber. Es normal preguntar cómo pescar con distintos señuelos o qué equipo utilizar. Tales preguntas técnicas son fáciles de responder y ayudan al pescador a llevar a cabo de forma más eficaz la parte mecánica de la pesca con señuelos. Pero intentar explicar cómo y por qué los lucios reaccionan a diferentes señuelos bajo distintas condiciones en diferentes aguas no tiene sentido. La única información que necesitamos es que varias tácticas y técnicas funcionan bastante a menudo –aunque algunas funcionan más frecuentemente que otras- y que cuando las tácticas fallan, alguna otra cosa pudiera funcionar.

¿Por qué parece que los lucios a veces hacen que los señuelos funcionen de una manera en particular cuando la lógica nos dice que deberían preferir lo contrario? ¿Es realmente importante? Creo que no. Todo lo que ocurre es una evidencia empírica, por eso una presentación funciona y otra no. Sabiendo esto, lo que tienes que hacer es intentar algo más. Lo que sea. Y seguir intentando diferentes cosas hasta que una de ellas funcione. Seguir haciéndolo hasta que deje de funcionar y entonces probar algo diferente.

El lugar adecuado
¿Cómo pescar lucios grandes? No importa qué métodos utilices para tratar de pescar lucios, cebos vivos, cebos muertos o señuelos, lo más importante es una buena localización. Sé que esto se ha dicho muchas veces antes, pero eso es porque es el factor principal en cualquier tipo de pesca. Simplemente no puedes coger peces que no estén ahí.

Localizar lucios es exactamente lo mismo, no importa qué cebos utilices, se trata de ver los cambios a tu alrededor; cambios en la profundidad, cambios en la vegetación (orillas con hierbajos), en la claridad del agua (barro y algas), incluso cambios en el nivel de luz provocados por troncos hundidos y sombras. Por supuesto, algunas veces hay lucios en aguas abiertas, aguas sin ninguna característica en particular (aparentemente), que no tiene ningún sentido lógico para nosotros los humanos (al menos que haya peces de presa allí).

LucioGrande2

La forma de encontrar lucios es utilizar los principios generales, para empezar con algo que parece obvio: la estación del año y las condiciones climatológicas imperantes, así como las del agua, y pescar, como no, en los lugares que parezcan más propicios

Dicho esto, hay un montón de situaciones distintas a las que enfrentarse. Un pescador de señuelos eficiente necesita igualmente una amplia gama de opciones que le ayude a maximizar los resultados. Que es por lo que hay tantos señuelos en el mercado, todos diseñados para pescar de distinta forma. Lo que nos brinda el segundo aspecto importante de pescar con señuelos: controlar el señuelo.

Controla el señuelo
Controlar el señuelo no es algo de lo que se pueda escribir con facilidad. Todo consiste en calcular dónde está tu señuelo y qué está haciendo en todo momento. También se trata de lograr que el señuelo haga todo lo que quieras que haga, y saber qué señuelos lo harán mejor. La única forma de aprender todo esto es lanzando señuelos y tratando de hacer cosas distintas con ellos. Podría escribir mil palabras sobre cómo trabajar un señuelo realizando ciertos “trucos”, pero tendría que usar palabras como “sacudir” o “tirar” y “partir” para describir lo que se tiene que hacer con la caña, lo que es bastante subjetivo. Es mucho más sencillo que le pidas a alguien que te lo demuestre. O podrías hacer lo que hice yo, jugar con ellos en aguas claras. ¡Pronto aprenderás la diferencia entre un jerk y un twitch!

Con la práctica conseguirás controlar el señuelo, es como aprender a tocar un instrumento. Cuando empiezas tienes que mirar lo que están haciendo tus dedos todo el tiempo para asegurarte de que estás tocando las notas adecuadas. Después de mucha práctica puedes tocar con los ojos cerrados. Ése es el estado que tienes que conseguir al controlar el señuelo, hasta sentir a qué profundidad se encuentra y a qué distancia.

No es magia negra, aunque al principio pueda parecer imposible dominarlo, ten en cuenta que es el único aspecto de la pesca con señuelo que más influirá en tu éxito una vez que hayas localizado algunos lucios

Ahí tienes las dos cuestiones principales que necesitas saber para ser un pescador de señuelos de éxito: localización y presentación, éstos son los primeros dictados. La localización varía de unas aguas a otras, y el único modo de lograr agarrar alguno y salir ahí fuera y pescar. Además de como es obvio buscar lugares donde haya lucios, coger lucios, ver a otros cómo cogen lucios, y quizá incluso encontrar actividad de lucios, son las indicaciones mejores y más productivas para el futuro. La única manera para aprender realmente a presentar señuelos es, como ya he dicho, pescar con diferentes tipos de señuelos y llegar a conocerlos bien.

LucioGrande3

Profundidad y velocidad
Se puede decir lo mismo para los “señuelos de colores”. Las cosas más importantes a tener en cuenta a la hora de seleccionar un señuelo para pescar en un lugar concreto son la profundidad y la velocidad a la que quieras pescar. Todo lo demás es adornar el pastel. Calcula correctamente la profundidad y la velocidad y las posibilidades de éxito se verán incrementadas… si el lugar es el adecuado, claro. He visto muchas veces a un pescador lanzar un señuelo de un color determinado y clavar. Su compañero de barco obviamente pone un señuelo aparentemente idéntico –mismo modelo, mismo color– y no puede igualar el número de capturas de su amigo. Después de algunos cambios el segundo pescador, que ha utilizado algunos señuelos más, empieza a pescar utilizando un color totalmente diferente, o quizá incluso un modelo diferente también. La razón para esa diferencia en el número de capturas radica en cómo y dónde se ha presentado el señuelo. Incluso con señuelos de plástico pueden existir variaciones en la profundidad, que esté más alto o más hundido puede ser crucial algunas veces.

No me cabe ninguna duda de que lo que hace el señuelo es el factor más relevante para su elección. Color, presencia o falta de ojos, que suene o no… tiene menos importancia. Dónde lances es incluso más decisivo. “El lugar y el momento” ha sido discutido muchas veces y es algo tan crucial como el comportamiento del señuelo. Incluso un pie o dos puede ser una diferencia abismal. Lo mejor es poner el señuelo tan cerca como puedas de un lucio. Especialmente si los lucios no están dispuestos a alejarse mucho para hacerse con un señuelo.

Por supuesto, podemos conocer cómo pescar lucios grandes, peo no tenemos forma de saber cuándo se dará ese caso, pero el agua turbia y el bajo nivel de ésta son dos condiciones que se me ocurren de cuándo los lucios necesitan ser “golpeados en la cabeza”. No importan las condiciones, hay que ponerse en lo peor, y hacer tus lances tan cerca como puedas del lugar donde esperas que haya lucios.

fuente federpesca

Check Also

Los niños de la isla canaria de El Hierro se convierten en observadores marinos

Unos 30 niños de la isla de El Hierro participan este sábado, 18 de noviembre, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *