Home / NAUTICA / Un kit para convertir barcos en vehículos anfibios

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Un kit para convertir barcos en vehículos anfibios

Seguro que te gustaría que tu barco tuviera ruedas y poderlo poner a flote o sacarlo del agua subiendo la rampa de la marina como si fuera un coche. Pues una empresa de Nueva Zelanda ha diseñado y fabricado un kit con el que convertir una embarcación de hasta doce metros en un vehículo anfibio capaz de navegar y rodar por tierra.

La empresa neozelandesa Sealegs patentó hace una década un sistema de tres ruedas acopladas a soportes hidráulicos capaces de convertir a una lancha neumática en un vehículo de carretera. No para conducir del puerto a la casa de uno, sino para facilitar la maniobra de puesta a flote de las pequeñas embarcaciones.

Esa tecnología, diseñada por Philippe Starck, la acoplaron a sus embarcaciones semirrígidas y hoy en día ofrecen cuatro modelos de barcos de recreo de entre 6,1 y 7,7 metros de eslora, todos con sus correspondientes ruedas para facilitar el tránsito entre tierra y mar.

1342128745_large

Ahora la empresa va un paso más lejos y ofrece sus “ruedas” en un kit instalable en casi cualquier embarcación. Hace unos meses pusieron a la venta el kit para barcos de hasta 2,5 toneladas (hasta 6 metros). Aunque ya están desarrollando el modelo System 100 (nombre del ingenio), que será capaz de transportar embarcaciones de hasta 6,5 toneladas. Según la propia empresa son útiles para barcos de hasta 12 metros. Barcos de propulsión mecánica, se entiende, pues aún no han creado un kit capaz de salvar el calado de la orza de un velero.

No solo para embarcaciones de recreo son útiles las ruedas que hacen de un barco un vehículo anfibio. Por supuesto tiene multitud de aplicaciones, y el ejército ha sido uno de los interesados en esta tecnología.

6982308

El kit anfibio consiste en dos ruedas situadas a ambas bandas del espejo de popa y una rueda colocada en la roda. La de proa es la rueda motriz, accionada por un motor eléctrico situado preferentemente bajo la consola de gobierno y cuya maniobra se controla desde el puente del barco, integrado en el sistema de gobierno. El kit también permite tener un sistema de gobierno independiente.

El motor eléctrico tiene una potencia de 24 CV en su versión más reducida de embarcaciones de hasta 2,5 toneladas. En tierra tiene una velocidad de 10 kilómetros por hora, suficiente para subir o bajar la rampa de varada y poner la embarcación sobre un remolque o guardarla directamente en el garaje. La fuerza motriz se supone capaz de desplazar el barco con toda su dotación de tripulación a bordo, para facilitar la puesta a flote.

5476415_orig

En la maniobra de puesta a flote las ruedas se elevan cuando el barco entra en el agua y comienza a flotar, quedando por encima de la línea de flotación y, por tanto, no interfiriendo en la navegabilidad de la embarcación. Según sus diseñadores no se pierde velocidad.

Quizás pronto las veamos en subiendo y bajando por las rampas de las marinas y playas españolas. Si quieres más información puedes consultar lo publicado por la propia empresa en su página web y algunos videos interesantes: www.sealegs.com

fuente navegar

Check Also

Salvamento Marítimo rescata a dos tripulantes de una embarcación a 61 millas del Cap de Formentor

Salvamento Marítimo ha rescatado a dos tripulantes de una embarcación a motor de diez metros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *