Home / CURIOSO / Galicia mueve ficha para recuperar la raya mosaico para la pesca

Galicia mueve ficha para recuperar la raya mosaico para la pesca

Ni la mosaico (Raja undulata) ni la blanca (Rostroraja alba). Son las dos especies de raya que la flota gallega no puede pescar ni retener a bordo por estar prohibida su captura desde finales del 2008. Y la verdad es que los profesionales no entienden muy bien por qué. La mosaico figuraba el año pasado en la lista roja de la Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) con un nivel 6 sobre 10, algo realmente incomprensible para los marineros de Fisterra, «que a tiran a tutiplén», dice el patrón mayor de esa localidad Manuel Martínez Escarís. También en la ría de Muros-Noia están hartos de descartar ejemplares de esta variedad de raya, de alto valor comercial, y que tradicionalmente ha sido un complemento importante para rentabilizar sus embarcaciones, subraya Tomás Fajardo, presidente de la Federación Galega de Confrarías.

Y mientras los marineros gallegos tiran esos euros en forma de pez por la borda, se les ocurre que quizá los científicos del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) tuviesen más razón que un santo al señalar en un informe que al menos la raya mosaica puede ser local o estacionalmente abundante y capaz de soportar algún esfuerzo pesquero, por lo que prohibir totalmente su desembarco podría ser una medida controvertida.

Es más, según la Federación Galega de Confrarías, los asesores de la Comisión hacen ver al Ejecutivo que no le recomendaron la actual prohibición y proponen para la especie una gestión con medidas de ordenación locales.

Abundancia en Galicia
Galicia, consideran los pósitos gallegos, serían una de esas zonas necesitadas de una ordenación sin veto total. Y es que la bajura está detectando una importante abundancia de raya mosaico -forneira que también le llaman- y raya blanca en el caladero que les haga más incomprensible, si cabe, la prohibición de capturarla.

Y algo de cierto debe haber cuando las cofradías han recibido de Madrid la bendición para descargar hasta 20 kilos por barco y marea de la raya que se haya capturado de forma accidental, dado que la pesca dirigida sigue estando vedada. Pero solo en la zona VIII. De Fisterra para abajo sigue siendo obligatorio tirar por la borda cualquier ejemplar de Raja undulata que enmalle en los miños.

Petición de informes
Los pósitos gallegos están decididos a recuperar para la explotación pesquera la raya mosaico. Y por eso, una vez de vuelta de las reuniones del Consejo Consultivo Regional (RAC) de aguas del Sur y escuchar las versiones de Portugal y Francia, la Federación Galega de Confrarías solicitó al Ministerio de Agricultura todos los informes que hay disponibles sobre la raya forneira. Eso, si existen. Si no los hay, reclaman que se elaboren todos los que sean necesarios para conocer la biología y situación de esta especie, puesto que la prohibición actual, sin tener en cuenta las cuestiones locales o estacionales a las que aluden los científicos, están causando serios quebrantos económicos a los marineros de bajura.
fuente lavoz de galicia

Check Also

El ciclo del anisakis

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *