Home / NOTICIAS / La cucharilla ondulante para mar, un señuelo olvidado

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

La cucharilla ondulante para mar, un señuelo olvidado

cucharilla ondulante para mar se ha convertido en un señuelo olvidado en los últimos años, ya que el mercado de la pesca a spinning en el mar se ha visto desbordado por una tremenda invasión de señuelos de multitud de marcas de diferentes países, que ofertan sus productos como el “no va más” en cuanto a efectividad y resultados obtenidos.

Sin embargo, existen señuelos que resisten al paso de los tiempos de una manera excepcional, sin avances significativos en sus diseños ni incrementos en sus precios, y que siguen teniendo en las cajas de los pescadores un lugar privilegiado dada la confianza que se posee en ellos

En esta ocasión creo que merece la pena hablar de un señuelo que aunque efectivo como pocos, no goza de la popularidad que merece en la pesca de costa, debido quizá a que se le relaciona más con la pesca en agua dulce. Os hablo de las cucharas ondulantes.

¿Qué es una cucharilla ondulante para mar?

Realmente una cuchara ondulante para mar no es más que un trozo de metal, decorado que imita a un pececillo en apuros que va despidiendo destellos en su huida. Y tiene un poco más de cuerpo las cucharillas rio, en cuanto a peso y tamaño. Así de simple.

No obstante, nos encontramos ante una herramienta que nos permitirá, dentro de la gama que se nos ofrece, pescar desde profundidades considerables hasta zonas someras, donde sería imposible hacerlo con otro tipo de señuelos con lo que tendremos un comodín en nuestra caza capaz de sacarnos de más de un apuro durante nuestra jornada de pesca.

Dentro del mundo que suponen las cucharas ondulantes, encontramos gran variedad de formas, pesos y colores con los cuales podremos cubrir todas las necesidades de pesca.

cucharilla ondulante para mar

Vamos a ver ahora las diferentes características que envuelven a estos señuelos.

Colores:

Una cucharilla ondulante, ha de responder a las mismas necesidades que un cranckbait o un vinilo, a la hora de imitar las diferentes presas favoritas de los depredadores objeto de nuestra pesca. Así como hacer frente a los diferentes momentos de visibilidad que presenta el agua, ya sea por el horario o por la turbiedad o claridad de ésta.

Dentro de toda la gama que podemos encontrar, están los denominados colores clásicos, que no son otros que el plateado y el dorado.

Estos colores son tremendamente efectivos en las horas de bastante luz, ya que durante su recuperación van emitiendo destellos y brillos que se hacen muy atractivos a los ojos de los depredadores. Particularmente empleo estos colores en días soleados y en aguas abiertas, ya que se imita con ellos a la perfección a los bancos de pescado azul que pasan por estas zonas, como las sardinas o las agujas. Además con estos dos colores, dorado y plata, podremos plantearnos jornadas enteras de pesca, ya que son dos auténticos comodines en cuanto a colores se refiere.

Las diferentes marcas que comercializan estos señuelos, también se esmeran a la hora de ofrecer a sus clientes imitaciones logradas de peces, y no dudan en ofertar verdaderas obras de arte consistentes en colores holográficos que hacen más reales sus muestras.

Dentro de estos colores holográficos, yo destacaría el azul y el verde, que son los colores de las caballas y pequeños jureles.

También son tremendamente efectivos los colores de fantasías, como el rosa o el amarillo e incluso el negro, que aunque no imitan a ningún pez, la verdad es que son bastante atrayentes para los depredadores.

Tamaños y formas:

La mejor forma que encontraremos en el mercado será aquella que imite a un pececillo. La cucharilla toby de toda la vida cumple a la perfección con este cometido aunque cada vez más las empresas dedicadas a la pesca, fabrican formas cada vez más logradas, sobretodo con los peces de plomo o jigs.

cucharillas jig de mar

Sin embargo, la típica forma redondeada utilizada en el río o embalse, también da buenos resultados en escenarios concretos como son las desembocaduras de agua dulce en el mar, ya que al tener una forma un poco más achatada, su forma se asemeja a las carpitas que suelen aparecer cuando sale bastante agua dulce.

Más importante si cabe que la forma de nuestra cuchara, radica en el peso que la misma posea, ya que a poco peso, perderemos distancia de lance pero podremos trabajar zonas someras sin peligro de enroque y al contrario, podremos pescar a distancias más lejanas pero correremos el riesgo de sufrir enganches con las rocas cercanas.

En cuanto a los tamaños, dependerá de las especies que busquemos y de los escenarios en los que lo hagamos así como la distancia de lance que queramos conseguir.

Éstos variarán desde unos pocos centímetros para la pesca de pequeñas palometas, alachas, jureles o pequeños palometones, hasta los 15 centímetros que se pueden emplear para capturar anjovas o espetones grandes.

fuente cotodepezca

Check Also

La Guardia Civil denuncia infracciones en 13 centros de buceo de Fuerteventura

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia de Las Palmas ha realizado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »