Home / CURIOSO / Los fondos del Archipiélago encierran extraordinarias criaturas

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Los fondos del Archipiélago encierran extraordinarias criaturas

Los ‘monstruos’ marinos que viven ocultos en las aguas de las Islas Canarias

Son «monstruos», aunque solo por su apariencia fantástica y el asombro que siempre despierta toparse con ellos, y habitan las aguas de Canarias en mayor o menor número.

Animales que suponen un atractivo biológico más de la parte del Atlántico que rodea las Islas y que ponen de manifiesto la extrordinaria riqueza de la fauna marina del Archipiélago.

Echiophis punctifer

El Echiophis punctifer es uno de los últimos y sorprendentes descubrimientos en Canarias, y también un ejemplo de la tropicalización de sus aguas. Hacia finales de 2011, buceadores se encontraron con un ejemplar de esta especie cerca de la costa de Arinaga, en Gran Canaria. Es un animal de aguas tropicales, de ahí que no se hubiera visto antes en las Islas, lo que evidenció que la temperatura había subido en los años precedentes. La hipótesis que se baraja es que llegara en fase larvaria desde Senegal o el golfo de Guinea.

Mide alrededor de un metro, aunque puede superar los 1,5 metros, y solo tiene unos diez centímetros de ancho. Aunque su aspecto pudiera indicar lo contrario, es un pez pacífico e incluso tímido.

Quimera o Gato

La quimera es un monstruo imaginario propio de las fábulas con cabeza de león y cola de dragón. Eso en la literatura, que es la que ha dado nombre a la quimera o gato marino, la Chimaera monstrosa. En aguas de Canarias pueden verse también las quimeras ojón, de ojo chico y de espina pequeña. La Chimaera monstrosavive entre 25 y 30 años y es considerada todo un fósil viviente, pues pertenece a uno de los grupos de peces más antiguos de los océanos. Mide alrededor de un metro de longitud, aunque se han hallado ejemplares de hasta un metro y medio.

Musolón

El Musolón de aleta larga es un tiburón frecuente en Canarias, aunque no precisamente de los más conocidos. Es marrón oscuro, mide hasta tres metros y habita a más de mil de profundidad. Una de sus características particulares es la aleta caudal, mucho menos prominente que en otros tiburones. Su dieta no es especialmente conocida: ha sido fotografiado mientras se comía los camarones que utilizan los pescadores de Hawaii, aunque en el estómago de uno capturado en las Islas se encontró un paquete de tabaco y una lata de refresco, lo que habla tan mal del ser humano como bien de la capacidad de digestión del Musolón.

Calamar Gigante

No se han divisado calamares gigantes vivos en Canarias, aunque sí ejemplares de más de diez kilos que incluso se han capturado vivos y restos de auténticas moles, como los de la foto. Esto no impide que la ciencia tenga por cierto que las aguas del Archipiélago son de las que mayor concentración tienen en todo el mundo del «monstruo» marino por excelencia. La razón es que el Archipiélago tiene una gran población de cachalotes y calderones, que tienen en el calamar gigante, el histórico y literario «kraken», uno de sus manjares preferidos.

Gata Nodriza

La gata nodriza, tiburón nodriza o tiburón gata es una rara pero habitual especie que habita en muchos mares, también en los de Canarias. A pesar de su aspecto de auténtico «monstruo marino», la nodriza no es agresiva ni representa peligro alguno para el hombre, salvo que se la incordie más de lo habitual, claro está.

Tiene una boca mucho más pequeña que la de la mayoría de los tiburones, y esta es una de sus características junto con las protuberancias del morro, que le dan un particular aire felino. Puede llegar a medir cuatro metros, y sus hembras paren alrededor de cuatro decenas de crías.

Murión

El Murión es la morena más grande que puede verse en Canarias. Mide alrededor de un metro de longitud y su imagen es una de las fotografías habituales de los submarinistas, no en vano suele acercarse, curioso, a la cámara. Bajo las aguas sorprende el azul de sus ojos, y no es raro verlos compartir su cueva con otros congéneres. Habita, por tanto, en fondos rocosos, desde la orilla hasta los, aproximadamente, 300 metros de profundidad.

Gato Islándico

El Apristurus laurussonii o gato o pejegato islándico puede llegar a casi 70 centímetros de longitud, algo menos las hembras, y tiene en Canarias uno de sus lugares predilectos en el Atlántico oriental, junto con Islandia, de ahí su nombre. Es otro de esos animales marinos que parecen sacados de la fantasía, y destacan especialmente sus brillantes ojos, adaptados a las aguas profundas en que suele morar.

Check Also

A los pescadores no les salen las cuentas

Las cuentas son fáciles de hacer, pero cuadrarlas resulta poco menos que imposible. Hace un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *