Home / BIOLOGIA / La innovación también se 'pesca' en el fondo del mar

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

La innovación también se 'pesca' en el fondo del mar

Un nuevo fondo de inversión llamado Aqua-Spark quiere cambiar la crianza del marisco. Radicado en Utrecht (Holanda) es el primer fondo que invierte únicamente en proyectos que tienen por objetivo tanto la salud pública como el cuidado del medio ambientedentro de la industria de la acuicultura, valorada en 135.000 millones de dólares (unos 124.000 millones de euros), que incluye la crianza de salmón, tilapia, gambas, ostras y otros mariscos además de plantas acuáticas como las algas marinas.

La acuicultura actualmente produce alrededor de la mitad del marisco que se consume en todo el mundo, dice el cofundador de Aqua-Spark, Mike Velings, quien lanzó el fondo oficialmente, junto con su mujer, Amy Novogratz, el pasado mes de diciembre. Esta industria tendrá que aumentar un 150% a lo largo de los próximos 25 años para abastecer la creciente demanda global. No podremos satisfacer nuestras necesidades únicamente con la fauna marina salvaje: el 85% de los océanos del planeta ya están siendo explotados al límite (o más allá) por pescadores y marisqueros, según el Fondo Mundial para la Naturaleza.

“Nos encontramos en una encrucijada, donde la población aumenta, la clase media aumenta, la genta consume más pescado, y menos pescado proviene de los océanos. Así que hay una presión enorme para que perfeccionemos la acuicultura”, dice Novogratz. “Tiene que hacerse de manera sostenible”.

A lo largo de la última década, las becas han dado paso a investigaciones sobre retos importantes, como la contaminación del agua por desechos de los peces, la sobreexplotación de la pesca de la sardina, la anchoa y otras especias utilizadas para alimentar el marisco de piscifactoría y el uso excesivo de antibióticos y productos químicos para combatir enfermedades. Aunque algunas soluciones ya se han presentado, ninguna está comercializado aún, explica Novogratz.

“En muchos casos, las soluciones académicas no nos proporcionan las soluciones que necesitamos con la rapidez que requerimos”, cuenta el director de Acuicultura del Fondo Mundial para la Naturaleza, Aaron McNevin. Al mismo tiempo, muchos emprendedores y empresas pequeñas carecen de recursos suficientes para la implantación exitosa de la tecnología, mientras que algunos de los grandes del sector no tienen agilidad a la hora de realizar estas innovaciones a gran escala, y tampoco se les incentiva el cambio. McNevin espera que inversores del sector privado, como Aqua-Spark, llenen ese vacío y lleven estas innovaciones al mercado.

Aqua-Spark se lanzó con 8,3 millones de euros, procedentes de 37 inversores repartidos por el mundo. Velings tiene por objetivo conseguir un porfolio de 350 millones de euros para el año 2025, con acciones minoritarias de entre 60 y 80 pequeñas y medianas empresas con fuerte potencial de ingresos además de buenas prácticas.

Gráfico: La acuicultura aumenta con la demanda de pescado. El gráfico compara la evolución de la producción procedente de la pesca en entornos naturales (representado en negro) con la producción por acuicultura (representado en blanco) a lo largo de los últimos 20 años. Crédito: MIT Technology Review.

Una de las primeras inversiones de Aqua-Spark fue la empresa de biotecnología de Menio Park, California (EEUU) Calysta, con su “proteína microbiano” patentada, un pienso fermentado para piscifactorías hecho de una bacteria que consume metano. El pienso representa el 80% del coste de operaciones de la piscifactoría, y el precio de la comida para peces se ha disparado debido al aumento de la demanda.

Aprobada por la UE, la proteína de Calysta actualmente se mezcla con el pienso en unas piscifactorías de salmón en Noruega como sustituto de la harina de pescado. Los 10 millones de dólares (unos 9 millones de euros) que Calysta ha recaudado de Aqua-Spark y otros inversores financiarán un estudio de ingeniería y viabilidad para la construcción en el año 2017 de su primera fábrica industrial capaz de producir a escala masiva, según el CEO de Calysta, Alan Shaw.

El equipo de Aqua-Spark, compuesto por una red de 50 consejeros, tiene en proceso de aprobación unas 500 inversiones potenciales, que incluyen tecnologías para purificar el agua y combatir enfermedades además de sistemas acuapónicos de grandes dimensiones donde las plantas purifican el agua y los peces proporcionan abono para las plantas.

Estas se encuentran en el límite de la rentabilidad, comenta Velings. Los fundadores de Aqua-Spari esperan demostrar a la industria que la rentabilidad no está reñida con las prácticas responsables con el medio ambiente.

fuente technologyreview

Check Also

A los pescadores no les salen las cuentas

Las cuentas son fáciles de hacer, pero cuadrarlas resulta poco menos que imposible. Hace un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *