Home / BIOLOGIA / Biólogos alertan que la pesca en aguas profundas daña más el ecosistema

Biólogos alertan que la pesca en aguas profundas daña más el ecosistema

El impacto de las artes de pesca en aguas profundas es mucho más dañino que en aguas someras y desequilibra rápidamente las redes tróficas y el ecosistema marino, según han avisado los científicos que se han reunido hoy en una jornada en el Museo Marítimo de Barcelona.

Organizadas por la Deep Sea Conservation Coalition (DSCC), en la jornada, titulada “Pesca de Aguas Profundas: Impactos y Soluciones”, los expertos han analizado los impactos de las artes de pesca en aguas profundas para buscar soluciones y conseguir una mejor conservación de estos ecosistemas.

La jornada se ha celebrado coincidiendo con las negociaciones que se está llevando a cabo en el Consejo de Ministros de la UE para reformar el reglamento europeo de pesca en aguas profundas en el Atlántico nororiental.

Según los organizadores, la jornada quiere concienciar sobre la importancia de conservar los ecosistemas marinos vulnerables frente a los impactos pesqueros y su importancia para mantener las poblaciones de especies comerciales que utilizan estos ecosistemas para vivir y reproducirse.

“Buscar recursos pesqueros en aguas cada vez más profundas es una señal inequívoca del fracaso de las políticas de gestión pesquera en aguas más someras”, ha denunciado el investigador del Instituto de Ciencias del Mar (ICM) de Barcelona, Francesc Sardà.

“El agravante en la explotación de las zonas profundas es que, si bien son mucho más extensas, también son mucho más vulnerables”, ha añadido el científico, que ha apostado por “plantear la pesca profunda bajo el concepto de que la explotación comercial masiva de determinadas especies desequilibra rápidamente las redes tróficas y acaban afectando a las propias especies a pescar”.

Según el biólogo, la vida en las aguas profundas es única y muy vulnerable ya que la mayoría de los organismos de aguas profundas son de lento crecimiento, muy longevas, maduran lentamente y tienen tasas de reproducción muy bajas.

La pesca de arrastre en aguas profundas no sólo genera impactos sobre los ecosistemas marinos vulnerables, sino que también modifica la estructura del paisaje submarino y tiene un impacto negativo sobre los sedimentos y la biodiversidad de los organismos que habitan en ellos, incluyendo su capacidad de secuestrar carbono.

“El calentamiento, la subida del nivel del mar, la acidificación y los cambios en la circulación oceánica se han enumerado como los mayores impactos humanos en los océanos, pero estudios recientes abogan a favor de incluir la pesca de arrastre, junto con las consecuencias ecológicas y biogeoquímicas que puedan derivarse de ella”, ha señalado el también investigador del ICM, Pere Puig.

La Comisión Europea publicó su propuesta para un nuevo reglamento de aguas profundas en julio de 2012, aunque, tres años después, los ministros de pesca aún no han consensuado una posición sobre éste.

“Hay evidencias claras y contundentes de que nuestros océanos están sufriendo impactos graves vinculados a la pesca de arrastre en aguas profundas”, ha denunciado el coordinador de DSCC en España, Àlex Bartolí.

“Desde la DSCC, -ha agregado Bartolí- pedimos a los Estados miembros de la UE y especialmente a España que concluyan las negociaciones para un nuevo reglamento que garantice la sostenibilidad de la pesca y una protección eficaz de los ecosistemas marinos vulnerables en aguas profundas”.

Con las conclusiones de la jornada de hoy, los científicos elaborarán un documento que remitirán la Secretaría General del Mar “para contribuir a las discusiones” sobre el nuevo reglamento.

“Va siendo hora de que entendamos que el mar no es una propiedad privada, es un bien común, y tenemos que gestionarlo pensando en las generaciones futuras. Que no lo veamos, o no lo conozcamos todavía al 100% no quiere decir que nos podamos desentender y hacer cualquier cosa”, ha sentenciado el ex-eurodiputado Raül Romeva, que estuvo en la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo.

La DSCC ha pedido la eliminación progresiva de la pesca de arrastre en aguas profundas por debajo de los 600 metros para garantizar la protección de los ecosistemas profundos.

fuente lavanguardia

Check Also

A los pescadores no les salen las cuentas

Las cuentas son fáciles de hacer, pero cuadrarlas resulta poco menos que imposible. Hace un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *