Home / CURIOSO / Aplauso unánime a la contundencia de España contra la pesca pirata

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Aplauso unánime a la contundencia de España contra la pesca pirata

España ha arrancado un encendido aplauso en los foros internacionales por la contundencia con la que pretende actuar contra los implicados en la operación Sparrow, lanzada en marzo por el Ministerio de Agricultura contra la pesca pirata en el Antártico y que ha entrado en fase de resolución. La ovación más fuerte, la que llega de los ecologistas, con Greenpeace y Sea Shepherd a la cabeza. Esta , que cifran en 11 millones y medio las sanciones que tendrían que afrontar varias empresas y sus administradores -algunas fuentes indican que todas ellas están ligadas a la compañía Vidal Armadores, de Ribeira- por las 19 infracciones muy graves detectadas si se aplica a cada una de ellas la multa máxima, de 600.000 euros.

Los conservacionistas llevan años intentado frenar a los pesqueros piratas que capturan merluza negra (Dissostichus eleginoides) en aguas de la Antártida sin licencia, sin respetar zonas prohibidas y empleando medios ilícitos para su captura. El nombre de Vidal Armadores siempre se oía cuando se hablaba de sospechosos. Salió de la boca de Greenpeace, que desde hace tiempo investiga las conexiones de la compañía ribeirense y la pesca ilegal y en el 2009 llegó a formalizar una denuncia ante la Audiencia Nacional. Estaba en boca de Nueva Zelanda, que advirtió a España de los posibles vínculos del Kunlun, sorprendido por una de sus patrulleras en sus aguas, con la armadora de Ribeira. Y la mentó también la Interpol, que en sus notas púrpuras contra el Kunlun y sus aliados el Yongdingy el Songhua -todos investigados en el marco de la Sparrow junto al carguero Tiantai– constataba vínculos, al menos en el pasado, de estos buques con la citada casa barbanzana.

Según Greenpeace, barcos de Vidal Armadores han sido detenidos en al menos once ocasiones, recibieron siete condenas, tres de sus barcos fueron confiscados y multados con más de tres millones de euros y, a pesar de todo eso, la empresa ha recibido cerca de 16 millones de euros en subvenciones por parte de las Administraciones españolas.

Importancia mundial

Ahora, la agrupación demanda al Gobierno que haga públicos los detalles de la investigación, pues desenmascarar a las empresas y buques involucrados en operaciones de pesca ilegal puede ser una de «las actuaciones más importantes contra la pesca pirata a nivel mundial».

También Sea Shepherd destaca la relevancia de la actuación española y cree que Vidal Armadores podría ser objeto de una multa histórica, sin precedentes entre las impuestas por la Unión Europea y la primera de esa cuantía relacionada con la pesca ilegal. La agrupación ecologista se enorgullece de haber colaborado, con sus denuncias y persecuciones, a dar evidencias del vínculo entre empresas gallegas y la pesca ilegal en el Antártico.

Sea Shepherd da por noqueada a la banda de los «Seis Bandidos» de la Antártida

Que el problema de la pesca pirata de merluza negra en el Antártico no es, ni de lejos, lo que era a finales de los años noventa es algo que certifican tanto los pescadores legales de la especie como los mismos ecologistas. Sea Shepherd, que a finales del año pasado desplegó su contundente operación Icefish contra los Seis Bandidos que quedaban saqueando el Antártico, da casi por noqueada la banda.

En febrero pasado, el Yongding y el Kunlun fueron interceptados por el Sam Simon, de la organización conservacionista, dentro de las aguas de Australia, y se lanzó a una persecución en pos del Kunlun, que acabó semanas después apresado en Tailandia.

El Yongding y el Songhua fueron, según Sea Shepherd, apresados por las autoridades de Cabo Verde, aunque otras fuentes aseguran que simplemente entraron en Mindelo para subirse al carro varadero y avituallarse.

Los otros tres de los Seis Bandidos, el Viking, el Perlon y el Thunder, también han sido interceptados. El primero cayó en el puerto de Johor, en Malasia, donde el capitán fue condenado a pagar una multa de 63.000 euros, según las autoridades de Australia. El segundo fue sorprendido en aguas de Pengerang, también en Malasia, y elThunder se hundió se supone que intencionadamente en aguas del océano Atlántico, frente a Santo Tomé, cuando se cumplían 110 días de persecución por el Sam Simon.

fuente lavozdegalicia

Check Also

Salvamento Marítimo rescata a dos tripulantes de una embarcación a 61 millas del Cap de Formentor

Salvamento Marítimo ha rescatado a dos tripulantes de una embarcación a motor de diez metros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *