Home / CURIOSO / Desmantelan una red ilegal de venta de atún en Vinaròs, que generó 200.000 €

Desmantelan una red ilegal de venta de atún en Vinaròs, que generó 200.000 €

La Guardia Civil ha desmantelado una red ilegal de captura, distribución y comercialización de atún rojo y ha intervenido 800 kilos en un almacén clandestino de reparto de pescado ubicado en Vinaròs (Castellón) y en restaurantes de la provincia.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil en un comunicado, el volumen del negocio podría haber superado los 200.000 euros en los últimos dos meses.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de Castellón puso en marcha a principios de abril la denominada Operación ‘Andros’ para verificar el cumplimiento de la normativa que regula la pesca de atún rojo en el mar Mediterráneo y la aplicación del plan para su recuperación.

Dentro del operativo se llevaron a cabo controles sobre pesqueros de la provincia de Castellón dedicados a la captura de atún rojo (thunnus thynnus), estableciéndose cupos de capturas por temporada y autorizando a diversos pesqueros profesionales a nivel nacional.

Fruto de los controles, los agentes tuvieron conocimiento de que un pesquero de los autorizados con base en el Puerto de Castellón, en plena temporada para el desarrollo de esta pesquería, “sólo había declarado un 36% de su cuota”.

Los guardias civiles iniciaron una investigación a través de la cual pudieron verificar cómo la tripulación “realizaba prácticamente a diario descargas de ejemplares de atún rojo sin llevar a cabo el aviso de capturas, ni su inscripción en el diario electrónico de a bordo, eludiendo su paso por la lonja para su subastado y control sanitario”.

Los miembros de la tripulación comercializaban posteriormente los atunes enteros a un mayorista de pescado fresco de Vinaròs, “que tras su manipulación en un almacén clandestino, lo distribuía entre otros mayoristas de Cataluña, todo ello sin el preceptivo etiquetado y acompañamiento documental exigido por la normativa”, han indicado las mismas fuentes.

La tripulación de esta embarcación también llevaba a cabo la distribución y comercialización, sin ningún tipo de garantía sanitaria, de una porción de las capturas diarias de estos ejemplares en establecimientos de restauración de la provincia.

Tras el seguimiento continuado de las actividades desarrolladas, se procedió a la intervención en un día de 800 kilos de atún rojo en el almacén clandestino de Vinaròs, así como lomos y ventrescas en diversos establecimientos, que tuvieron que ser destruidos al no reunir garantías sanitarias para su consumo.

El valor aproximado en el mercado ilegal de lo intervenido en un día asciende a unos 16.000 euros, si bien se están ampliando las investigaciones al detectarse que el volumen de negocio podría haber superado los 200.000 euros en los dos últimos meses.

De las actuaciones se han elaborado informes denuncia que han sido puestos en conocimiento de la Sección de Pesca Marítima del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; del Servicio de Pesca Marítima de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural; y de los Servicios de Inspección Sanitaria de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat..

fuente lavanguardia

Check Also

A los pescadores no les salen las cuentas

Las cuentas son fáciles de hacer, pero cuadrarlas resulta poco menos que imposible. Hace un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *