Home / DENUNCIAS / Un millar de yates "piratas" hunden la actividad de las chárter náuticas en Balears

Notice: Trying to get property of non-object in /home/comopece/public_html/wp-content/themes/sahifa/framework/parts/post-head.php on line 69

Un millar de yates "piratas" hunden la actividad de las chárter náuticas en Balears

Los yates “piratas” están hundiendo la actividad de las empresas de chárter náutico de las islas, que padecen caídas en su contratación superiores incluso a las pronosticadas inicialmente. El pasado 17 de mayo, Diario de Mallorca ya adelantó la denuncia formulada desde la patronal Apeam de que alrededor de un millar de embarcaciones procedentes de otros países, que actuaban de forma ilegal o al menos sin pagar impuestos en España, estaban invadiendo las aguas del archipiélago para ser alquiladas a turistas, en detrimento de las empresas implantadas en las islas. En esas fechas se hablaba de un descenso en la actividad de estas últimas de alrededor de un 5% pese al aumento en la cifra de turistas, pero a día de hoy el presidente de la comisión que las representa, José maría Jiménez, eleva ya ese recorte hasta el 10%.

“Hemos atravesado la peor primavera de nuestra historia”, afirma Jiménez, que admite que la invasión las citadas embarcaciones, que se comercializan por internet a precios inferiores gracias a sus menores gastos, está hundiendo a su sector. El presidente de la comisión de chárter de Apeam pone un ejemplo que refleja la situación a la que se ha llegado en el sector: empresarios con más de una docena de yates para alquilar se están viendo obligados a lavar las sábanas de esas embarcaciones en sus propios domicilios para ahorrarse los gastos de la lavandería. A ello añade otro dato, como es el aumento de empresarios que intentan vender su negocios, o lo que es lo mismo, “que huyen de esta actividad” por la caída en su rentabilidad.

José María Jiménez reconoce que durante estas fechas la actividad está siendo importante, al coincidir con el momento álgido del verano, pero añade inmediatamente que este sector “no puede vivir trabajando a plena potencia solo durante cinco semanas al año”.

En este sentido, se recuerda que las empresas chárter afiliadas a Apeam cuentan con unas 2.000 embarcaciones, lo que implica que esta oferta se ve incrementada en un 50% por la actividad de los denominados “piratas”, que tienen zonas en las que su presencia está siendo especialmente intensa. Así, en el caso de Mallorca, Jiménez destaca que “en Andratx se alquila de todo”, y apunta que una situación similar puede detectarse en Eivissa.

Demanda de ayuda

El presidente de la comisión de las chárter señala que al primer organismo al que se ha pedido ayuda es a la Agencia Tributaria, y más concretamente a Aduanas, por tratarse en la mayoría de los casos de empresas que actúan de forma ilegal o que, al tener sede fuera de España, no pagan sus impuestos en el país, algo de especial relevancia si se tiene en cuenta que este sector debe de hacer frente a un IVA del 21%. En este sentido, Jiménez felicita a Aduanas por haber intensificado de forma perceptible los controles que realiza sobre estas embarcaciones, ya que en su opinión el papel que este organismo puede jugar a la hora de hacer frente a este problema puede ser fundamental.

Igualmente, anuncia su intención de solicitar una reunión con Capitanía Marítima para solicitar su colaboración en esta materia, y que lo mismo se va a hacer con el Govern balear en cuento quede claro el reparto de funciones y de direcciones generales.

Sin embargo, el representante del sector no oculta que un problema fundamental a la hora de combatir este tipo de competencia irregular es demostrar realmente que se trata de un yate alquilado. Porque la forma de actual de estas embarcaciones consiste en hacer pasar a su pasaje por “amigos” y no por clientes, de forma que no pueda quedar constancia de que ha existido una transacción económica, un tipo de comportamiento muy similar al de algunos taxis piratas que operan en el aeropuerto.

Otro problema añadido es que el anterior Govern del PP endureció las sanciones por estas prácticas, pero también facilitó enormemente la obtención de una licencia para poder actuar como chárter náutica, facilitando así la actuación de cualquier embarcación en este campo.

Un mercado dependiente de la clientela alemana

Las embarcaciones que se están alquilando de forma irregular en las islas o que no abonan sus impuestos en España pertenecen en muchos casos a empresas con sede en paraísos fiscales como Luxemburgo, Suiza o Bahamas, pero también las hay que llegan desde Francia, Croacia o Grecia, según apunta el presidente de la comisión de chárter de la patronal Apeam, José María Jiménez.
Su comercialización se realiza en la mayoría de los casos a través de páginas web, con precios muy inferiores a los de las firmas instaladas en las islas gracias a que esquivan el pago de impuestos en España, o los evitan directamente al no declarar su actividad, tal y como lamenta el representante de Apeam. Se han detectado casos en los que estos barcos aprovechan las gasolineras existentes en los puertos deportivos para que sus clientes suban a bordo, evitando así incluso el pago de un amarre por una jornada, según se apunta. Estas empresas se están quedando con buena parte de un mercado que para las chárter de las islas es vital: el alemán. Jiménez reconoce que es la demanda alemana la que está sustentando la mayor parte de la actividad del sector, pese a que también haya otras nacionalidades con un cierto peso, aunque mucho menor, como los polacos o un mercado ruso que evoluciona claramente a la baja. Fue precisamente la bajada de los clientes polacos la que disparó las alarmas entre las empresas isleñas, y al investigar las causas  de esta pérdida detectaron la comercialización a través de internet de un sinfín de embarcaciones que situaban su campo de actuación en el archipiélago.

fuente dariodemallorca

Check Also

Así era el terror de los mares

Con su cabeza acorazada, su mandíbula dotada de afiladas cuchillas dentales, una tonelada de peso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *