Home / BUCEO / El gran susto de Pablo Motos durante sus vacaciones en Jávea

El gran susto de Pablo Motos durante sus vacaciones en Jávea

Pablo Motos acaba de retomar ‘El hormiguero’ dando un pequeño susto a su audiencia. Todo porque, en el arranque de la décima temporada de su programa, apareció luciendo con un cabestrillo en su brazo derecho. Lo cierto es que su atuendo no refleja bien el gran susto que se pegó el presentador estas vacaciones en Jávea, mientras practicaba uno de sus grandes ‘hobbies’, el submarinismo.

Así relata Motos lo que debería haber sido una plácida jornada de buceo: “Cuando iba a subir a la barca, de repente un golpe de mar hizo que se me enganchara el brazo en la escalera. Como llevaba el equipo encima, que son como 18 kilos, me estalló literalmente el brazo. Sentí como una descarga eléctrica, me caí al agua y ya no pude mover el brazo. Ahí me asusté”. Tenía motivos para alarmarse, porque el impacto terminó siendo más grave de lo esperado: “Cuando me quitaron el neopreno, vi que el bíceps lo tenía en el hombro. Abajo no había nada, sólo el hueso y la piel muy arrugada. Con nosotros estaba una buceadora que era traumatóloga y me dijo que me había roto el bíceps, que me tendrían que operar y que la recuperación sería de seis meses”.

Operado por el doctor ‘real’

Dada la gravedad de la lesión, el presentador viajó inmediatamente a Madrid para ponerse en manos del mismo equipo médico que había tratado previamente a don Juan Carlos, Fonsi Nieto o a toreros como Cayetano Rivera Ordóñez, José Tomás y José Mari Manzanares. “Afortunadamente, me ha operado Ángel Villamor y él está convencido de que la recuperación la rebajaremos a tres meses. De hecho, al día siguiente de la intervención, ya empecé con una rehabilitación de futbolista. Está siendo muy intensa, de las de llorar a veces”, relata a LOC Pablo con parsimonia.

Ni siquiera pierde la calma ante LOC cuando el valenciano la delicada intervención a la que se sometió para recomponer la masa muscular de su brazo derecho: “Estaba preocupado, pero Ángel me dijo que estaba chupado. Me dieron Propofol, que es lo que tomaba Michael Jackson -un anestésico-, y me dormí tranquilo. Me abrieron por la parte del codo para buscarme el tendón, me lo sacaron por fuera para unirlo y me lo volvieron a meter. Me han dejado dos cicatrices muy pequeñitas”.

No parece que este incidente vaya a hacer que, una vez que se recupere, Motos actúe con más cautela ni fuera ni dentro su programa, donde realiza pruebas físicas de cierto peligro: “Lo peor que que puede pasar con una lesión es coger miedo. Temeré el día que me pongan peso por primera vez en el brazo. Pero ese día pasará y en un año estaré recuperado al cien por cien”.

Con 50 años a sus espaldas

En conversaciones con LOC, Pablo también ironiza sobre su medio siglo de vida recién cumplido, una edad que alcanzó este lunes 31: “Cumplir 50 años es una mierda. La ventaja de cumplir años es quete empieza a importar todo un pito, hasta esas cosas que antes me amargaban todo un día (…). El beneficio de no ser un Brad Pitt es que, cuando vas envejeciendo, no lo notas tanto. Los que son muy guapos lo pasan peor. Yo nunca he tenido inquietud por las arrugas, no es mi fuerte ese tema y no lo sufro”, dice entre risas.

“Cuando llegas a los 50 sabes que estás en la lista de ‘voy a morir’. Aunque estoy en los últimos, estoy en la lista de los que van a palmar. Por eso, intento que no pasen los días en balde. Me quiero divertir y me lo quiero pasar bien”, añade.

fuente elmundo

Check Also

Economía.- López-Asenjo apuesta por una gestión “eficiente y ordenada” de la actividad pesquera

El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, ha subrayado este miércoles la apuesta de su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *