Home / BUCEO / Un arqueólogo gaditano se encarga de explorar los mares de la isla de Formentera

Un arqueólogo gaditano se encarga de explorar los mares de la isla de Formentera

¿Qué harías si te encontrases un barco romano en perfecto estado de conservación? Para proteger un patrimonio histórico primero se ha de conocer. Ésta es la misión del arqueólogo y buzo profesional gaditano Enrique Aragón quien, formando equipo con Javier Rodríguez y Sebastián Munar, se encarga de realizar la Carta Arqueológica subacuática en la isla de Formentera.

Esta aventura bajo el mar durará a priori cinco años, periodo durante el cual el Instituto Balear de Estudios en Arqueología Marítima otorga al grupo de Aragón la realización de un catálogo de bienes culturales marítimos y subacuáticos cuyo objetivo principal es concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre su valor y la necesidad de su conservación.

“La carta arqueológica es una herramienta que nos ayuda a conocer elpotencial arqueológico de las zonas exploradas facilitándonos así la gestión, investigación, protección y difusión del mismo”, explica Enrique. Su experiencia y colaboración con instituciones internacionales como la Dirección de Investigaciones en Arqueología Submarina del Ministerio de Cultura de Francia (DRASSAM), el Instituto Australiano de Arqueología Marítima (AIMA), o la gestión de Bubble Media en Australia, entidad dedicada a ofrecer recursos online en torno al Patrimonio Cultural Subacuático para su difusión y protección, es una de las razones por las que viene expresamente cada año a trabajar a la isla balear.

La costa española, un museo marítimo

“La costa española es muy extensa y sin duda la riqueza histórica que en ella se localiza es inmensa si extendemos el concepto de Patrimonio Cultural Subacuático a Patrimonio Marítimo que descansa en nuestras costas (faros, puertos o estructuras costeras de apoyo a la navegación)”, indica Aragón. Por ello, según Enrique, el quid de estos proyectos es conseguir que la sociedad aprecie los espacios históricos marítimos.

“A nadie se le ocurre entrar en un museo, romper una vitrina y llevarse una pieza arqueológica, sin embargo es algo que sucede en el mar, por lo que podemos considerar este patrimonio como algo enormemente frágil y en riesgo de perderse”. En arqueología subacuática se repele a la palabra“tesoro” ya que ha incentivado el expolio y la búsqueda de un concepto erróneo de la actividad de profesionales como el gaditano.

Ante la cuestión de si estas inversiones son rentables o no, la respuesta de Aragón es contundente: “100% porque el valor de una sociedad radica en conservar su cultura e identidad”.

Sensibilización social a través micromecenazgo

El proyecto de investigación cuenta con fondos de patrocinadores como el Consell de Formentera, Trasmapi o Fundación Abel Matutes, entre otros, pero este equipo de entusiastas va más de la mera técnica arqueológica.Involucrar a la sociedad en el proceso de entender la historia es la mayor motivación de Enrique y su equipo por lo que la siguiente meta es la realización de un documental en el que participen otros profesionales y habitantes de la isla. Como siempre, la búsqueda de fondos agudiza el ingenio y su campaña de micromecenazgo ofrece a cambio de pequeñas aportaciones económicas camisetas, copias del documental o un viaje en velero.

Origen y formación

Hasta hace relativamente poco la especialización en arqueología subacuática estaba bastante limitada localizándose recursos educativos en Catalunya y puntualmente en Zaragoza o Andalucía a través de pequeños cursos formativos. Cuando Enrique Aragón se quiso formar en este campo tuvo que ir a otros países a empaparse de conocimiento submarino.

Actualmente, se puede encontrar una oferta académica interesante en laUniversidad de Cádiz. Obviamente, proceder de esta ciudad le dio la oportunidad a Enrique de acceder al buceo, primero deportivo y después profesional con instructores como Mario Alfaro o José Revuelta a quienes estará eternamente agradecido, conocimiento que, junto a su pasión por recuperar “momentos concretos de la historia” lo han convertido en un gran Neptuno de los mares en versión 2.0.

Andalucía y Catalunya los primeros en sumergirse

La convención de la UNESCO de 2001 estableció que el recurso básico indispensable para gestionar la protección del Patrimonio Cultural Subacuático es la Carta Arqueológica, dicha resolución la ratificó España en 2005 y Andalucía y Catalunya llevan tiempo desarrollándola, lo cual permite verdaderos trabajos de investigación a largo plazo “que es lo que se pretendemos ahora mismo en Formentera para que no quede como una mera anécdota”.

fuente lavanguardia

Check Also

Requisan en Vigo un atún rojo valorado en 5.000 euros

Agentes de la Guardia Civil se incautaron ayer en el Puerto de Vigo de un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *