Home / CURIOSO / Acuarios para novatos

Acuarios para novatos

Numerosas investigaciones demuestran que el hecho de contemplar a los peces nadando en un acuario tiene efectos terapéuticos. Los movimientos acompasados de estos animales, el bamboleo de las plantas y el sonido del aguaproducen un estado de relajación, reducen el estrés y disminuyen el ritmo cardíaco.

La acuariofilia -afición por la cría de peces y otros organismos acuáticos, bajo condiciones controladas- es uno de los pasatiempos más populares del planeta. En Estados Unidos es la tercera afición más practicada, tras la fotografía y la filatelia. Entretenimiento al que se unen también de forma masiva Japón y Europa. Se estima que existen en el mundo entre 1,5 y 2 millones de personas con acuarios marinos y que el mercado mundial de la acuariofilia supera los 15.000 millones de euros.

Además de ser un elemento decorativo de gran belleza son un tipo de mascota que exige poco espacio y que no requiere de cuidados excesivos, comparados con otros animales como el perro o el gato. Sin embargo, como cualquier mascota, conlleva gran responsabilidad y hay que dedicar tiempo y esfuerzo para que su hábitat esté en óptimas condiciones.

Antes de unirse a la acuariofilia, para que la experiencia resulte fructífera, se debe tener en cuenta que el mejor acuario es el que más se adapta a las posibilidades y situación de cada persona.

¿Por dónde empiezo?

Los primeros aspectos que se deben valorar son la ubicación, el tamaño y el tipo de acuario. El emplazamiento es de suma importancia, ya que no todos los lugares serán válidos. El sitio más adecuado es “lejos de la luz directa del sol y de cualquier fuente de calor”, indica Marcel Osborne, responsable de Animal Vivo de la cadena Kiwoko. Así, se evitarán cambios en la temperatura del agua o proliferación de algas incontroladas, rompiendo el equilibrio de este ecosistema.

Una vez seleccionado el lugar más idóneo “hay que valorar el espacio del que disponemos, ya que esmás fácil mantener el equilibrio de un acuario cuanto mayor volumen de agua tenga“, dice Balbi Vaquero de Fish Corner, sección de Peces y Acuarios en El Corte Inglés.

En la actualidad se pueden encontrar en los establecimientos gran variedad de acuarios con diferentes tamaños que se adapten al espacio del que se dispone y al bolsillo. Normalmente el precio será proporcional a la dimensión de la instalación. De modo que un acuario de 55 litros de agua fría podría ascender, con peces y decoración incluida, hasta los 75 euros, mientras que uno de unos 300 litros, sin peces, superaría fácilmente los 1.000 euros y de ahí, a cantidades descomunales.

En cuanto al tipo de acuario, todos los especialistas consultados coinciden en quela mejor opción para aquellos que comienzan en este ‘hobby’ son los de agua dulce. Por el contrario “los marinos están recomendados sólo para iniciados porque requieren más experiencia”, aclara Alejandro Rodríguez de la tienda Acuaristas (Alicante). Por un lado, los más sencillos de mantener serían los de agua fría (con peces tipo carpas, kois, etc.) y, por otro, los de agua caliente (con especies tropicales como la platis, gupy, neón, molly, entre otras, que requieren una temperatura estable de 25-28º).

Los elementos fundamentales

“El recipiente es el componente principal del acuario, y para eso lo ideal es tener uno de calidad, con buenos cristales”, indica la asociación sevillana. Además, es necesario disponer de”«un buen filtro que elimine los residuos tóxicos que van acumulándose en el agua, una adecuada iluminación y un termocalentador para adaptar la temperatura del agua a las necesidades de los peces”, continúan.

“La decoración, a pesar de no ser necesaria, es conveniente incluirla para darle el toque mágico al acuario. Un sustrato adecuado, bellas rocas y ramas son los elementos fundamentales que forman el paisaje”, siguen.

“El acondicionamiento puede ser mensual en los acuarios de un nivel de exigencia inferior y semanal en aquellos con más requerimientos”, explica Balbi Vaquero. Según sea el volumen del acuario se realizará un cambio parcial de agua cada 15 días (inferior a 50 litros) o una vez al mes (a partir de 100 litros) para mantener la calidad de la misma.

Mantenimiento básico

Para preparar el cambio de agua, primero se extrae una cantidad (15%-20%) y se introduce ‘agua nueva’. Si ésta procede del grifo es muy importante añadir la cantidad correspondiente de algún producto acondicionador y unas horas después las bacterias.

Según explica Alejandro Rodríguez, cada varias semanas hay que limpiar el fondo del acuario y eliminar las algas de los cristales. Desde la cadena Kiwoko aconsejan la limpieza del filtro cada 30 días.

No hay que olvidar dar de comer a los peces entre una y dos veces al día. En caso de viaje o ausencia prolongada se puede añadir un comedero automático al acuario que podrá surtir a los peces de alimento durante al menos 15 días.

Check Also

San Sebastián de La Gomera organiza su segundo encuentro de bodyboard el 30 de septiembre

San Sebastián de La Gomera celebrará la segunda edición del encuentro de bodyboard en Puntallana …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *