Home / CURIOSO / Penetraciones de mar y sismos en Cuba, crecen alertas

Penetraciones de mar y sismos en Cuba, crecen alertas

Fuertes penetraciones del mar en La Habana y sismos múltiples de baja intensidad en Santiago de Cuba confirmaron en las últimas horas que la isla enfrenta amenazas inusuales de la naturaleza.
El domingo el mar inundó calles y avenidas costeras y cercanas a la costa de los barrios habaneros de El Vedado y Miramar tras fuertes lluvias y al entrar un “frente frío” típico de la temporada invernal en la isla. El mismo día, en Santiago, a más de 900 kilómetros al este, ocurrieron 305 movimientos sísmicos, de ellos 12 perceptibles por la población, que salió de sus casas a las calles y parques con el fin de protegerse de posibles derrumbes.
La buena noticia fue que en ambos incidentes no se reportaron ni víctimas humanas ni daños económicos de consideración. La mala que por un lado los hechos meteorológicos del fin de semana confirmaron estudios según los cuales en los próximos meses podrán esperarse fenómenos como sequías alternadas con lluvias intensas a causa del llamado fenómeno ENOS o corriente de El Niño, del Océano Pacífico, y por otro, que quizá el alto número de sismos en el este nacional sea el preludio de un terremoto.
En Santiago, la segunda ciudad en importancia del país, las autoridades, ante los movimientos de tierra, llamaron a sus habitantes a mantener la calma pero “estar alertas”. El Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CNAIS), recordó que ya dispone de una red de estaciones sismológicas para el monitoreo los 365 días del año de la actividad sísmica del país. Algunos reportes no evitaron, sin embargo, especulaciones sobre la posibilidad de un “gran terremoto” en esa ciudad. En realidad el oriente cubano es, históricamente, la región más activa en cuanto a actividad telúrica en Cuba. En 1932, por ejemplo, ocurrió el más reciente terremoto en la zona, de 6,7 de magnitud en la escala Richter, con un saldo de 12 muertes.
Los expertos consideran que el “ciclo sísmico” en esa parte de Cuba es de unos 80 a 100 años al acumularse la energía a liberarse en la Falla que pasa por allí y que une las placas tectónicas de Norteamérica y el Caribe.
Las vicisitudes meteorológicas, encabezadas por los huracanes, son probablemente más temidas en Cuba por ser las más frecuentes. Los científicos locales afirman que no solo El Niño las complica en términos temporales, sino que aumentan a partir de las secuelas del cambio climático.
Para los huracanes las autoridades cubanas aplican un sistema preventivo basado en evacuaciones de personas residentes en zonas peligrosas y medidas para proteger la economía antes de que llegue la tormenta. El sistema de reacción se ensaya en ejercicios anuales.
Pero los especialistas creen que la amenaza aumenta. En el caso de las penetraciones de mar, una secuela “típica” del calentamiento global, en Cuba ascendió a una velocidad promedio de 1,43 milímetros por año en las últimas cuatro décadas. Se vaticina además un aumento de la temperatura promedio en unos cinco grados “en un futuro no muy lejano” tornando el clima más árido. BY2/MRZ

fuente ansa

Check Also

Descubren una nueva amenaza para la biodiversidad del Mar Menor: la medusa tropical ‘Cassiopea’

Por si no tuviera ya suficientes problemas, el Mar Menor tiene ahora una nueve especie …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *