Home / CURIOSO / ¿Qué pasaría si un yate pudiera volar?

¿Qué pasaría si un yate pudiera volar?

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es un jet-yate. Skyacht One Lineage 1000E es el nombre del jet privado de la aeronáutica Embraer que se ha rendido a la elegancia clásica del diseño de yates.

Una pena, no es un yate que se convierta en jet o viceversa. Aunque existan yates con aviones incorporados, de momento, la tecnología aeronáutica no se ha lanzado a crear jets privados que puedan navegar. Hasta la fecha solo en las películas.

Sin embargo y bajo el lema What if a yatch could fly? (¿Qué pasaría si un yate pudiera volar?), Embraer se ha servido del trabajo del estudio Sotto Studios para diseñar uno de sus últimos aviones como si de un yate clásico se tratase.

Así, el resultado es un avión privado que rezuma la exclusividad y elegancia clásica propia del mundo de la náutica. Por ello, la madera, los embellecedores en oro y el tapizado tipo chester serán los elementos característicos del interior del avión.

El espacio interior de este ‘yate en el cielo’ está distribuido en una sala de conferencias, una sala central y una suite presidencial con baño privado. La elegante sala principal es el lugar donde poder relajarse sobre un clásico sofá Chesterfield mientras se disfruta de una copa en el minibar que tiene el avión. En cuanto a los detalles, esta sala está presidida por una alfombra Fornasetti y son característicos los motivos en latón, níquel y caoba que rodean a las ventanas.

Los asientos para el viaje estarán hechos de cuero y frente a ellos tendrán una mesa hecha en piel de matarraya. Los controles de cada asiento han sido fabricados en platino.

Después de la sala principal, la suite del avión es uno de los mejores rincones. Toda la habitación está recubierta por gamuza acolchada y el mobiliario está hecho en madera de ébano de Macassar. La suite no olvida la tecnología y la misma está presidida por un plasma.

Finalmente, cabe mencionar el baño del jet. Se puede decir que el Skyacht One Lineage 1000E, el yate que quiere ser jet, tiene uno de los baños más lujosos entre los jets privados. Al igual que el resto del avión, el lavabo está hecho en madera en una combinación de madera Junglans, madera de teca y caoba mate. Para las encimeras, el material elegido ha sido la malaquita verde.

¿El precio para obtener este jet-yate? 83 millones de dólares.

fuente eleconomista

Check Also

Nuevo cebador, consiguelo ahora con la oferta Black Friday en Ufishpro

La tecnología va ligada con nuestro deporte favorito cuando convierte algo complicado en facil. La …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *