Home / CURIOSO / Almadrabas: un prodigio que siempre pierde

Almadrabas: un prodigio que siempre pierde

En cuestión de días comenzará en la provincia un ritual milenario. Es una de sus señas de identidad, asociada de forma íntima a un símbolo de su mar y su cocina, de su cultura: el atún rojo. Las legendarias almadrabas empezarán a organizar la lucha, casi de igual a igual, entre el pez supremo y los pescadores metidos en el mar. Es una forma de pesca que, además de espectacular, respeta como ninguna otra los ciclos naturales, la reproducción de la especie, sus hábitos de migración. Ninguna otra es capaz de respetar tanto al animal, de cuidar su carne de forma tan exquisita que llega a la mesa con unas garantías que ninguna otra técnica aporta.Sin embargo, aquí también pagan justos y pescadores por las malas artes de algunos desahogados. Grandes emporios pesqueros internacionales utilizan todo tipo de tecnología, desde helicópteros a sondas, para practicas la pesca masiva e indiscriminada, la que sí amenaza la especie, la que esquilma los mares.

Para tratar de combatir ese atentado ecológico, la Unión Europea siempre ha cometido la torpeza de aplicar tabla rasa. Limita la actividad de todos. Hace apenas dos años ha comenzado a rectificar.Vuelve a abrir la mano a las almadrabas, aunque demasiado lentamente. Ahora es el Gobierno el que trata de jugar con las limitaciones europeas pero con otros intereses. El sector afronta este año otra campaña dura en la parsimoniosa recuperación de cuota cuota –el incremento apenas supera las 900 toneladas– y tiene cerrada la opción de alquilar derechos a otras pesquerías. Esta será la primera temporada en la que las cofradías de Cantabria y el País Vasco, que venían ‘cediendo’ atunes a las almadrabas gaditanas a precios astronómicos tendrán que pescarlos si no quieren arriesgarse a perderlos. Para colmo, el comodín de la cuota extra que el Gobierno español puede manejar según su propio criterio se ha ido a Canarias. Son cien toneladas que se marchan a un archipiélago donde la tradición de pesca del atún es mínima comparada con Cádiz.Pero resulta que Canarias tiene diputados cuyo voto vale ahora bastante en el incierto Congreso. Esa es la clave y no la ecológica, la económica, la gastronómica ni la cultural. Por ese oscuro objeto del deseo, vuelven a perder las almadrabas.

fuente lavozdigital

Check Also

El centro comercial X-Madrid de Alcorcón inaugura Marepolis, el centro de buceo y apnea más grande de Madrid

X-Madrid, el espacio comercial y de ocio ubicado en Alcorcón, vuelve a sorprender con la …

A %d blogueros les gusta esto: