Home / CURIOSO / La ‘castanyola’, un marisco de gran sabor marino

La ‘castanyola’, un marisco de gran sabor marino

La cigala real o cigarra de mar, también conocida como cigarrón, cigala Mallorquina, zapatilla, langosta real o cigarra de fuerza, es lo que los pescadores locales llaman castanyola (Scyllarides latus). Un marisco escasísimo y poco comercial, considerado por muchos gastrónomos como un bicho  de una belleza única. No obstante, la castanyola es un crustáceo sabrosísimo, un gran bocado que todo aficionado a los sabores marinos debe de probar.

La castañola es similar al santiaguiño (scyllarus arctus). Se llaman así porque en su dorso les surgen unas protuberancias que recuerdan la Cruz de Santiago, marisco de la costa gallega atlántica y del cantábrico, escasísimo y muy protegido. Aunque son mariscos muy parecidos a simple vista, son fáciles de diferenciar. El gallego no suele pesar más de 100 gramos la pieza y la castanyola suele pesar entre 400 gramos hasta los dos kilos. Además, la cigala real de la costa africana, Scyllarides herklotsii, es diferente por su color (marrón intenso), morfología y tamaño, más pequeño. La castanyola o cigala real es muy apreciada en toda la costa mediterránea, a pesar de tener poca presencia en los mercados nacionales.

En los mercados municipales de nuestra ciudad suelen encontrase algunos ejemplares de nuestra lonja y también podemos adquirirlos congelados, pero estos  son  de las costas africanas.

La cigarra vive en los fondos rocosos y paredes, en cuevas o huecos, es aquí donde se siente protegida. En época de reproducción está a poca profundidad y la forma de defenderse de sus depredadores es permanecer quieta, mimetizada con el entorno y aferrarse a la roca fuertemente (cigarra de fuerza).

Gastronómicamente, la castañola se puede cocinar con las mismas recetas que utilizamos para bogavantes y langostas en arroces, calderetas, hervida, al vapor frita o a la brasa. La cigarra de mar tiene una carne de sabor muy parecido a la langosta roja.

Finalmente, a pesar de que se conoce desde hace muchos años, apenas si existe información sobre ella, se trata de una especie poco documenta y escasamente estudiada.

Check Also

El ciclo del anisakis

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *