Home / CURIOSO / Los pasajeros de un crucero de lujo pasaron 10 días encerrados por el peligro de un ataque pirata

Los pasajeros de un crucero de lujo pasaron 10 días encerrados por el peligro de un ataque pirata

Recluidos en el interior del barco con las cortinas cerradas y las luces apagadas y hasta confinados en sus cabinas con la instrucción expresa de ponerse en el suelo. Así vivieron durante 10 días los turistas que tomaron este crucero de 104 días que partió de Australia. La periodista de viajes Carolyne Jasinski contó de primera mano cómo se vivieron esos días de zozobra.

Unos 1,900 pasajeros zarparon de Sydney, Australia, en el gigante crucero The Sea Princess para hacer un viaje de 104 días. Resultaba difícil sospechar para los entusiastas turistas que 10 días de sus soñadas vacaciones iban a tener que estar recluidos en la cubierta del barco con las cortinas cerradas y las luces apagadas y hasta confinados en sus cabinas con la instrucción expresa de ponerse en el suelo.

El barco estaba navegando por aguas con presencia de piratas. Al principio los miles de turistas notaron con extrañeza que todos los eventos en a cubierta del barco habían sido cancelado, que las luces poderosas que suelen anunciar la presencia de los gigantes en el mar estaban apagadas y las cortinas de los restaurantes habían sido cerradas.

“Qué diablos estaba pasando? Especulaciones nerviosas pronto se empezaron a esparcir en toda los pasajeros. Aunque la gente hacía chistes sobre una invasión de vampiros o sobre la posibilidad de que estuvieran filmando los nuevos episodios de From Dust Til Dam, rumores sobre terrorismo empezaron a esparcirse”, contó de primera mano la periodista australiana Carolyne Jasinski a New.com.au quien estaba a bordo del crucero.

Finalmente vino la explicación, para nada esperanzadora, del capitán Gennaro Arma, quien se disculpó por alarmar a los pasajeros pero que dejó claro: el barco se estaba preparando para un ataque de piratas.

“No fiestas en el deck, no películas bajo las estrellas, ni noche de baile en la piscina. Era un barco fantasma”, añadió Jasinski.

El barco se encontraba en la primera fase del recorrido uno que llevarías a los pasajeros de Sydney a Dubai, Después de parar en Melbourne y Fremantale, de pasar por Colombo la capital de Siri lanka debían llegar a Dubai. Estaba sin embargo, recorriendo uno de los territorios con más presencia de piratas en el mundo justo, el Golfo de Adén entre Yemen y Somalia. En abril de este año, según The New York Times, en esos mares somalíes se habían secuestrado ya 4 barcos, levantando todas las alarmas.

En las cabinas, la televisión pasaba documentales sobre piratas en alta mar, sobre sus formas de atacar, a manera gentil de recordarle a los tripulantes que lo que se temía era serio.

Mientras unos pasajeros llamaban hasta enloquecer a los miembros de la tripulación alertando ante cualquier avistamiento de un barco pesqueros, no todos atendieron las precauciones designadas por el capitán. Jasinski contó cómo unos temerarios decidieron seguir jugando su partida de bridge. Claro, al fin y al cabo eran sus vacaciones.

El barco finalmente logró sobrellevar los convulsos mares y salir bien librado, “pero definitivamente la experiencia transformó los ánimos en el crucero”, concluyó la periodista.

En un comunicado oficial enviado al New York Daily News, la compañía a la que pertenece el crucero aseguró que “todas las medidas que se habían tomado al interior del barco habían sido preventivas y no porque el barco estuviera efectivamente bajo algún ataque”.

fuente univision

Check Also

El 90 % de los barcos pesqueros de la Comunitat cumplen con la normativa

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha anunciado hoy que nueve de cada diez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *