Home / CURIOSO / Un biólogo investiga con arrastreros gallegos si hay cigala y rebatir a la UE

Un biólogo investiga con arrastreros gallegos si hay cigala y rebatir a la UE

Un biólogo del Instituto Español de Oceanografía (IEO) se está turnando desde mediados de agosto para embarcar en dos buques arrastreros gallegos con la importante misión de comprobar que hay cigala en el caladero. Es importante porque, si logra demostrarlo, la flota podría volver a capturar esa especie y, de paso, el sector le daría así en las narices a las autoridades comunitarias, que han prohibido su captura durante los años 2017, 2018 y 2019.

Juan Carlos Corrás, gerente de la asociación Pescagalicia, es optimista y está casi seguro de que el informe del biólogo les dará la razón y que refrendará las conclusiones de lo estudios previos elaborados con ayuda de los científicos del IEO en A Coruña Celso Delgado y Paz Sampedro, especialistas en esa especie en la zona VIIIc (de Fisterra al golfo de Vizcaya).

La campaña científica especial que está en marcha por la costa gallega llevará al biólogo a bordo de esos dos arrastreros hasta mediados de septiembre. De momento, los primeros resultados de las investigaciones son «positivos», en palabras de Corrás, quien lamentó que la exploración no se esté llevando a cabo en el mejor momento para la cigala. Lo es junio y julio; en agosto empieza a decaer. Pero hay recurso, subraya Corrás.

Informe para otoño

El sector espera convencer con datos científicos a Bruselas para que rectifique el total admisible de capturas (TAC) ceroimpuesto en diciembre para esa población durante un período de tres años.

El gerente de Pescagalicia espera que el informe biológico sobre el estado del stock esté listo para este otoño, para enviarlo a la Xunta y al ministerio, para que entonces lo remitan a las autoridades comunitarias. El objetivo es volver a capturar cigala en el Cantábrico en el 2018, subrayó Corrás.

Pero, si el sector asegura que sí hay recurso, ¿por qué Bruselas optó por el cierre total y prolongado? Porque los científicos asesores de la Comisión Europea no manejaron datos biológicos -porque no los hay, todavía- y basaron su recomendación de cerrar la pesquería por el presunto mal estado del stock exclusivamente en las cifras de desembarques de cigalas. Y estas no son extraordinarias porque no todos los barcos capturan esa especie, entre otros motivos, pero eso no quiere decir que haya recurso, incidió Corrás.

En junio pasado, Galicia logró sembrar dudas entre los asesores de Bruselas durante la reunión del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés), organismo encargado de enviar sus recomendaciones a la Comisión Europea sobre las cuotas pesqueras. En ese encuentro, los representantes gallegos presentaron el dictamen elaborado por el IEO sobre el buen estado del stock de ese crustáceo, que obtuvo el voto favorable de Portugal, España, Francia, Bélgica y Países Bajos. Todos manifestaron su desacuerdo con el cierre de la pesquería de la cigala en el Cantábrico porque no se tuvieron en cuenta todas las claves sobre la evolución de los desembarques.

fuente lavozdegalicia

Check Also

La flota de Castelló, en pie de guerra tras encontrar el primer caladero de gamba roja en su historia

La flota pesquera de Castellón, como prácticamente la totalidad de los sectores económicos a nivel …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: