Home / APNEA / «Cuando comienza la caída, la sensación es como volar bajo el mar»

«Cuando comienza la caída, la sensación es como volar bajo el mar»

La profundidad e inmensidad del océano es algo que puede aterrar a muchas personas, lo desconocido e inexplorado es lo que crea inseguridad y puede que incluso pánico. Pero en el caso de Gemma Vila, es fascinación. El deporte de la apnea, sumergirse a pulmón, es de los más peligrosos. Bajar hasta una profundidad de 50 metros sin bombona que te proporcione oxígeno no es una tarea fácil. Después de un parón de dos años, debido a la intensidad con la que vivía este deporte, ha vuelto para darlo todo. Y ha conseguido el récord de España en la modalidad libre al llegar a 75 metros de profundidad.

-¿Cómo descubrió la apnea?

-Hice un curso de buceo con botella con unos amigos. Me gustó el fondo marino pero no la botella. Era muy aparatoso. Me puse a buscar por internet sin saber exactamente qué era lo que quería y me encontré con un curso que se impartía aquí en Valencia de buceo a pulmón. Me apunté y así empezó todo.

LAS CLAVES: «El buceo a pulmón es la suma de una buena respiración, relajación del cuerpo y concentración». «Nunca he sentido miedo debajo del mar, porque lo disfruto. Siempre me he sentido muy cómoda». «Tuve que dejarlo dos años porque estaba tan obsesionada que era demasiado intenso». «Lo ensencial en la apnea es dejar los pensamientos negativos a un lado porque pueden llevarte al error»

-¿Cómo fue la primera vez?

-La primera vez que lo probé no me gustó. Me mareaba. Hice amistad con el instructor y empecé a entrenar con él. Estuve enloquecida dos años, no podía pensar en otra cosa, siempre mar y piscina. Cuando comienza la caída es como volar bajo el mar y eso me cautivó.

-La apnea se introdujo en su vida de casualidad, ¿cuando dejó de ser un hobbie y empezó a convertirse en algo más serio?

-Dejó de ser un hobbie muy rápido. Empecé en junio de 2011 y en agosto me fui a Canarias a conocer al campeón del mundo y hacer un curso con él porque me encantaba. Conseguí bajar 35 metros, era demasiado pronto porque acababa de empezar pero me salió solo. A partir de ahí vino un campeonato autónomico de profundidad en Valencia y se me dio muy bien, baje 50 metros en 2012.

-¿ Qué es lo más complicado de la apnea?

-Dejar el miedo a un lado. En el mar hay que estar muy concentrado y tener el cuerpo muy relajado y es complicado ya que es un entorno al que no estás acostumbrado.

-¿Qué es lo que se le pasa por la cabeza?

-No pienso en nada y sólo cierro los ojos y disfruto de la caída. Que la cabeza se vaya a pensamientos negativos puede hacerte fallar. Cuando pienso en que tengo que subir o si habré posicionado de forma correcta el cuerpo los elimino de mi mente y únicamente me guío por las sensaciones que estoy experimentando. La apnea es muy lenta.

-¿Siente miedo?

-Nunca me ha dado miedo la caída. Porque lo disfruto. Creo que esa falta de terror ha hecho que en mi carrera haya dado pasos tan agigantados, porque siempre he estado muy cómoda y desde el principio se me ha dado bien.

-¿Qué beneficios le ha aportado la apnea a su vida?

-Aprender a respirar. Cuando empecé me di cuenta de que no sabía hacerlo. Con la respiración adecuada llegas a la relajación física. Aprendes a raíz de eso a relajar el cuerpo y a dominar el estrés al que te sometes día a día. Porque al enfrentar a tu cuerpo a una situación estrenaste, la apnea te enseña a no perder el control.

-Antes de las competiciones o de realizar algún entrenamiento, ¿sigue alguna rutina especial?

-Mi rutina es ser natural. Quiero decir, no hago modificaciones en mi vida diaria, porque como antes de una inmersión voy a someter al cuerpo a unas condiciones extremas, no quiero que el cuerpo sienta que voy hacer algo especial. Es mejor que se encuentre con que es algo normal, para no entrar en tensión, para que cuando entre en le agua todo fluya de manera natural. Lo único es que llevo una alimentación equilibrada.

-¿Cuál es la victoria que con más cariño guarda en su memoria?

-La primera, que fue en el campeonato autonómico de Valencia donde conseguí bajar 50 metros. La viví de una forma muy especial.

-En 2013 decidió dejar la apnea, ¿cuál fue el motivo?

-En 2013 me dedicaba a participar en campeonatos autonómicos y me estrené a nivel nacional con el Campeonato de España. Logré bajar 70 metros en la categoría de monoleta y me proclamé campeona de España de apnea. Y fue ahí cuando tomé la decisión de dejarlo una temporada, porque lo vivía de una forma muy intensa. No podía pensar en otra cosa.

-¿Qué le hizo volver?

-En 2016 me enteré de que hacían un campeonato europeo en Turquía y en 2012 cometió un fallo en la competición. Llamé a la federación. Al mantener el récord en el campeonato de España a -pesar del parón- decidieron llevarme. En la modalidad de peso constante sin aleta obtuve el bronce.

-Y en 2017 sigue acumulando logros y récords.

-Mi último logro ha sido en el Campeonato de España que se celebró en l’Escala. Cuando llegué el sábado a las primeras pruebas de la competición me sumergí 70 metros. Nunca había logrado bajar tanto en la modalidad de caída libre y estuve muy cómoda. Entonces cuando llegó el domingo, quería probar 80 metros. No es lo normal dar pasos tan grandes en el buceo a pulmón, porque de un metro a otro cambia mucho la presión y es muy fuerte. Se lo dije a los de la organización y me comentaron que el récord estaba en 72 metros y que me lo pensará bien, pero yo quería ir a por todas. Pero cuando llegó el momento de hacer la bajada había muy mala mar, con mucha corriente y el barco se desplazó de manera que perdimos profundidad. Y el plomo que marca el final estaba en 80 por lo tanto yo no podía bajar a esa distancia, ya que tiene que haber 5 metros hasta el fondo por seguridad. Así que conseguí sumergirme a 75 y por tanto el récord.

-Y actualmente, ¿cuáles son sus objetivos?

-El día 1 de octubre voy a volver a participar en el campeonato Europeo. Voy a intentar mejorar mi marca personal. El nivel actual de la apnea es muy alto, entonces no al no dedicarme al 100%, voy con un poco de desventaja. Ya que ellos viajan y prueban diferentes mares. Yo me tengo que valer con el de Valencia, que es un mar muy plano, no es tranquilo, ni limpio, ni cálido. Es un mar complicado.

fuente lasprovincias

Check Also

El 90 % de los barcos pesqueros de la Comunitat cumplen con la normativa

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha anunciado hoy que nueve de cada diez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *