Home / BIOLOGIA / Objetivo: salvar al cormorán

Objetivo: salvar al cormorán

El grupo ecologista Eguzki reclama a la Diputación Foral de Gipuzkoa que impulse «sin más demora» el plan de gestión del cormorán moñudo -Phalacrocorax aristotelis-, tal y como prevé la Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco. La reivindicación no es nueva, ya que asociaciones científicas y naturalistas vienen planteando desde hace años la necesidad de este plan, pero, después de que el cormorán moñudo haya sido recientemente incorporado a las especies a estudiar y conservar en el marco el proyecto europeo Life Intermares, que se encarga de la gestión integrada de la Red Natura 2000 en el medio marino, consideran que «no debería quedar ya margen para más aplazamientos». «Hay que tener en cuenta que Bizkaia cuenta con el preceptivo plan desde 2006», añaden.

El cormorán moñudo es un ave marina incluida en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas, concretamente en la categoría de «vulnerable», reservada «a aquellos taxones que corran el riesgo de pasar a la categoría ‘en peligro de extinción’ en un futuro inmediato si los factores adversos que actúan sobre ellos o sus hábitats no son corregidos». En este sentido, el cormorán moñudo comparte categoría con especies tan emblemáticas como pueden ser el águila real, el águila pescadora, el alimoche o la espátula.

Según explican desde Eguzki, en Gipuzkoa, el denominado cormorán moñudo «se dio prácticamente por extinguido, como nidificante, en los años 60-70. En la actualidad se calcula que crían unas dos docenas de parejas entre Getaria y Hendaia, en áreas litorales como Igeldo, Ulia y Jaizkibel, estas dos últimas incluidas en la Red Natura 2000».

En el Estado español también se encuentra «totalmente protegido» y, de entre las subespecies que existen, es precisamente la que habita en las costas atlánticas y cantábricas -Phalacrocorax aristotelis aristotelis- la que sufre un mayor grado de amenaza. De hecho, está incluida en el Libro Rojo de la Aves, en la categoría «en peligro».

Las principales amenazas a las que se enfrentan la especie en la actualidad son desde las molestias humanas a las capturas accidentales en redes de pesca, pasando por la depredación por especies exóticas invasoras y la contaminación del medio marino.

«En Gipuzkoa, la acción humana ha sido claramente la responsable del declive de las poblaciones de esta ave, que, como hemos dicho, llegó incluso a darse por extinguida como nidificante. Organizaciones conservacionistas han denunciado repetidamente que los vuelos en distintos artefactos (parapente y similares) sobre las colonias, los pescadores de caña, las embarcaciones y los senderistas que se acercan demasiado pueden provocar el abandono de los nidos. El cormorán moñudo, al igual que otras aves marinas buceadoras, sufre también una elevada mortalidad en las artes de pesca, tanto de enmalle como de anzuelo», manifiestan desde el citado grupo ecologista.

fuente diariovasco

Check Also

Qué hacer si te pica una carabela portuguesa

La carabela portuguesa es una criatura marina popularmente considerada como medusa, aunque en realidad no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »