Home / CURIOSO / Qué hacer si te pica una carabela portuguesa

Qué hacer si te pica una carabela portuguesa

La carabela portuguesa es una criatura marina popularmente considerada como medusa, aunque en realidad no lo es.

En Formentera, casi un centenar de ejemplares de carabelas portuguesas fueron retiradas de sus aguas a principios de este mes.

La ‘Physalia physalis’ pertenece, igual que las ‘Medusozoa’, al filo o grupo biológico ‘Cnidaria’, pero no es una medusa sino un hidrozoo sifonóforo.

Y es que la medusa posee una estructura similar a una campana con tentáculos y se desplaza sumergida con contraccions rítmicas aprovechando el agua marina como propulsor, mientras que la carabela -también conocida como fragata portuguesa o con el significativo apodo de ‘agua mala’-, tiene una especie de vejiga de color violáceo con gas en su interior que le permite flotar en superficie, donde es arrastrada por los vientos o las corrientes marinas.

En algunas zonas de España, como Canarias, aparece generalmente durante los meses de enero y febrero e incluso en marzo, según fuentes del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, empujada por los temporales de la época en el Atlántico.

A primeros de este mismo mes de abril, la ‘Physalia physalis’ llegó a las playas pontevedresas de Sanxenso y O Grove, donde los Servicios de Emergencia locales insistieron a bañistas, surfistas y vecinos en general que evitaran tocarlas incluso si yacían aparentemente muertas sobre la arena.

El peligro de la carabela reside en los numerosos filamentos saturados de potentes células urticantes que penden de la vejiga, capaces de segregar un veneno que no solo produce un dolor intenso sino que genera consecuencias neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas.

Con este veneno, paraliza y captura sus presas pero también afecta a los seres humanos, a los que incluso puede llegar a provocar la muerte.

De ahí que los expertos en emergencias adviertan de que no se debe tocar directamente al animal hasta pasadas al menos 48 horas tras su fallecimiento.

En caso de contacto por accidente, recomiendan abandonar el agua de inmediato, lavarse la herida con agua de mar -nunca dulce- o vinagre y sin frotar la herida, retirando con sumo cuidado todo el material azul que pueda dejar sobre la piel y la ropa de baño.

Sin embargo, no es un animal invulnerable: en la naturaleza todas las especies tienen sus depredadores y el enemigo acérrimo de esta criatura son las tortugas marinas, que se alimentan de ella porque son inmunes a su toxina.

Formentera ya vigila el litoral

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha adelantado más de un mes la puesta en marcha de una de las embarcaciones de limpieza del litoral para vigilar la zona de la isla de Formentera donde han aparecido numerosos ejemplares de carabela portuguesa.

La embarcación vigila la costa de Formentera desde principios de esta semana, ha indicado el departamento autonómico a Efe.

Hoy se ha reunido el grupo de trabajo de observación de medusas en Baleares para evaluar el sistema de observación y analizar también los recientes casos de aparición de carabelas portuguesas (Physalia physalis), un hidrozoo sifonóforo que segrega una sustancia urticante tóxica.

La Conselleria ha mantenido durante 4 años un convenio que prevé renovar con el Sistema de Observación Costero de las Islas Baleares (SOCIB) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Baleares (CSIC) sobre “Detección de medusas en el Mar balear y su relación con las variables ambientales: hacia el desarrollo de un sistema de predicción preoperacional”, ha recordado el departamento autonómico en un comunicado.

La finalidad del convenio ha sido establecer un sistema de observación de medusas en aguas de las islas que permitiera estudiar la proliferación de estos organismos para generar el conocimiento necesario para gestionar correctamente los bienes y servicios afectados.

Tras los últimos episodios de apariciones de ejemplares de carabela portuguesa procedentes del Atlántico en aguas de Formentera, se ha vuelto a reunir el grupo de trabajo, en la sede del SOCIB, para avanzar en las actividades conjuntas con personal del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN) y el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea), de Cádiz y Esporles, respectivamente.

Según el Consell de Formentera se hallaron 89 ejemplares en las zonas de Migjorn, cerca de Cala Embaster y en es Caló de Sant Agustí y ses Illetes; y el Ayuntamiento de Sant Josep (Ibiza) también halló 6 ejemplares en la playa de ses Salines.

En la reunión se ha analizado la ejecución del convenio y los resultados.

Sobre los últimos casos de aparición carabela portuguesa, en la reunión se ha puesto de manifiesto que el sistema de predicción comienza a ser efectivo y puede prever episodios de esta índole. El encuentro también ha servido para planificar las actividades y los objetivos sobre esta cuestión.

Uno de los resultados del convenio ha sido la creación de un sistema nuevo de observación de medusas en Baleares que es único en el ámbito internacional, tanto por la resolución temporal como espacial.

Protocolo

Este sistema está basado en protocolos estándar que se siguen de manera rutinaria, sistemática y estable.

Hay tres niveles de observación: en zonas de baño, la plataforma continental y mar abierto.

En las zonas de baño, la llevan a cabo los socorristas de las 150 playas de las Islas, coordinados desde la Dirección General de Emergencias; y en la plataforma continental los técnicos de las embarcaciones tanto del servicio de limpieza del litoral (con 66 puntos de observación) como de las reservas marinas (en 11 puntos).

En cuanto a mar abierto, la observación se lleva a cabo gracias a la implicación de los buques oceanográficos y navegantes voluntarios, a través de una iniciativa de ciencia ciudadana por la que pueden enviar observaciones a la dirección de correo lp@csic.es

Desde su implementación en 2014, los dos primeros niveles de observación han realizado 84.000 avistamientos.

Baleares es un territorio complejo por la diversidad de islas afectadas por vientos y corrientes diferentes, que obliga a tener en cuenta en cada zona la orientación de la costa e impide realizar un único modelo predictivo y hace necesario implementar modelos específicos (al menos uno por isla) para poder resolver la totalidad del archipiélago.

Cada modelo predictivo tendrá en cuenta la peculiaridad de los procesos físicos que afectan a una zona del archipiélago determinada.

Con la puesta en común hoy por parte de científicos y técnicos de los tres organismos reunidos, se ha podido establecer una hoja de ruta para que el trabajo hecho hasta el momento cristalice en futuras acciones que permitan seguir avanzando en relación con este fenómeno natural del medio marino que conlleva unos efectos a los usuarios del litoral que hace que sean especialmente sensibles.

fuente elmundo

Check Also

San Esteban organiza un concurso de pesca desde embarcación

El Club Náutico de San Esteban de Pravia (Muros de Nalón) abre hasta el próximo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »