Home / CURIOSO / Se duplican los certificados médicos para hacer submarinismo

Se duplican los certificados médicos para hacer submarinismo

Cada vez son más las personas no profesionales que hacen inmersiones y practican submarinismo como demuestra el hecho de que en apenas un año se hayan duplicado las solicitudes para obtener el certificado médico necesario para esta actividad.

Así concluye un análisis elaborado por Creu Blanca, grupo de centros médicos especializados en prevención, diagnóstico y tratamiento de la salud.

“Se han experimentado varios cambios en lo que refiere a este deporte en los últimos años”, explican los responsables de Creu Blanca. “En 2017 los certificados realizados duplicaban los emitidos en 2016 y creemos que en 2018 la tendencia seguirá siendo al alza; además, ha aumentado el número de mujeres que los solicita y de personas jóvenes”.

Imprescindible certificado médico

Para poder bucear es necesario tener un estado de salud correcto acreditado con un certificado médico para buceo. Por eso todo buceador que vaya a someterse a un ambiente hiperbárico, ha de superar un examen médico realizado por un médico especialista en actividades subacuáticas. Este certificado médico tiene una validez de dos años.

“Como toda práctica deportiva -explican desde Creu Blanca- el buceo ya sea como hobby o de manera profesional, entraña unos riesgos para la salud, que con la pertinente revisión médica se reducen considerablemente”.

Los diferentes certificados son:

1) Certificado Submarinismo profesional con botella: esta revisión va dirigida a los profesionales del submarinismo (bomberos, policías, etc.).
2) Certificado submarinismo sin botella: es una revisión menos exhaustiva que la que se requiere para la modalidad con botella.
3) Certificado submarinismo deportivo con botella: esta revisión va dirigida a todas aquellas personas que entienden el submarinismo como un hobby o deporte.

Estudio cardiológico

En las tres revisiones se enfatiza la evaluación del corazón mediante un estudio cardiológico ya que el buceo supone un esfuerzo considerable para este órgano. En el caso de los buceadores profesionales, al pasar bastantes horas bajo el agua se les practica además del estudio cardiológico, una espirometría(para conocer su capacidad pulmonar) y un electroencefalograma ya que se supone que bucean a mayor profundidad y debe estudiarse si no han sufrido daños por ello.

Las revisiones para buceadores con botella son practicadas por especialistas en medicina hiperbárica, una disciplina para lo cual los profesionales de Creu Blanca se han sometido a un curso específico y que permite valorar al buceador desde una perspectiva muy concreta.

fuente https://www.practicodeporte.com/certificados-medicos-submarinismo/

Check Also

Cressi Drake, cambio de batería

Tras 2 años con el ordenador de apnea Cressi Drake, ha llegado el momento de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »