Home / CURIOSO / Mako shark

Mako shark

Dentro de las aventuras de pesca increíbles que me comparten a través de mi correo electrónico, no puedo dejar pasar la hazaña vivida por el tremendo Julián Ramírez, oriundo de Laredo, Texas, y amante del beisbol profesional, quien años atrás, después de pasar unas vacaciones en las playas de Corpus Christi, Texas, donde recibió la oferta de agregar a su estancia un día de pesca en mar abierto, aventura que incluía zarpar a las 4:00 de la mañana y después de un recorrido de tres horas sobre aguas del Golfo de México el barco se estacionaría frente a un par de bases petroleras abandonadas, las cuales han generado una especie de arrecife creando un hábitat donde se concentran muchas especies marinas que van desde corales, langostas y una extensa variedad de peces
Gracias al cambio de estación, es muy conocido que en la primavera las aguas cálidas del Golfo de México crean corrientes marinas que ingresan al puerto de Corpus Christi, arrastrando con ellas alimento en forma de plancton (comida microscópica) que es la base de la cadena alimenticia de los peces; este alimento que se concentra en los arrecifes congrega a gran cantidad de peces, considerados dentro del “Top Ten” de la pesca deportiva, dentro de los cuales se destacan peces como el lenguado, huachinango, mero y las curvinas, estas últimas, en esta temporada gracias a la suma de grandes cantidades de alimento, logran alcanzar dimensiones y pesos de campeonato, lo cual activa la pesca deportiva en mar abierto en este puerto.
A principios de marzo, gracias a la buena pesca experimentada años atrás, no dudó en subir al barco y buscar esas descargas de adrenalina; después del largo recorrido al parar frente a las mismas bases petroleras, observaron la presencia de un cardumen de tiburones mako.
Al iniciar los enganches un compañero al estar recogiendo su línea con un gran mero enganchado casi al llegar al borde del barco, un tiburón tras una gran mordida lo partió en dos. Minutos más tarde la caña de Julián experimentó una sacudida impresionante; después de 10 minutos de trabajar al pez, logró ver a la distancia cómo tras grandes saltos sobre el agua un gran tiburón mako luchaba por zafarse el gran azuelo de su boca, las descargas de adrenalina se intensificaron, la pelea se prolongó por más de una hora hasta que el tiburón agotó todas sus fuerzas y por fin fue subido al barco. Para el asombro de todos, las dimensiones eran enormes y su dentadura cargada de dientes afilados imponía respeto.
Al finalizar la tarde y llegar al muelle, el recuento de las capturas del grupo de pescadores fue abundante, pero todos los reflectores se enfocaron en el gran tiburón mako, el cual después de ser amarrado a una grúa, oficialmente logró una dimensión de 9 pies y 10 pulgadas de largo y un peso de 307 libras, tomando en cuenta que el escurridizo tiburón mako sólo ingresa una vez al año a la bahía de Corpus registra escasas capturas; después de consultar la base de datos, la captura del día logró escalar el segundo lugar dentro del récord de pesca de toda la historia dentro de la bahía de Corpus.

Check Also

El Grupo Socialista impulsa en Gandia una declaración institucional a favor de la pesca de trasmallo con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gandia ha promovido una declaración institucional a …

A %d blogueros les gusta esto: