Home / CURIOSO / El artificiero que ‘desactiva’ la Covid-19

El artificiero que ‘desactiva’ la Covid-19

Ya sea en tierra firme, a 80 metros de profundidad o ahora atrincherado en el garaje de su casa, en el barrio cartagenero de Los Dolores, David Vázquez siempre mira por el bien de los demás. Acostumbrado a convivir con la tensión y un pulso más preciso que el de un cirujano, cada día es una aventura diferente en la que se juega el pellejo por los demás. Este vallisoletano de 44 años es buzo de la Armada, concretamente de la unidad especializada en la desactivación de minas y explosivos. Esa labor, además, la enseña al más de medio centenar de alumnos que se forman en el Centro de Buceo de la Armada de Cartagena (CBA). Ahora, en cuarentena, este buzo ha diseñado, imprimido y regalado 550 viseras (y subiendo) a hospitales, supermercados, comerciantes, residencias y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Aficionado a las impresiones en 3D, una Navidad le regalaron la máquina. Lograba diseñar torpedos y pequeñas figuras para su colección, por mera afición, hasta que empezó la cuarentena. «Mi mujer trabaja en el hospital de La Vega y me pidió que le hiciera una visera». De ese primer instrumento de protección llegaron después otros pedidos de familiares y allegados, hasta que se le ha ido de las manos: «Llevo un estrés que no veas. Unos amigos me han prestado sus impresoras, que no usan. Trabajo con tres, cada una con sus particularidades y tiempos de trabajo. Al final, me tiro mañanas, tardes y noches pendiente de sacarlas».

Vázquez ya ha fabricado 550 máscaras, aunque a un ritmo que crece cada hora. Las ha donado a una amplia red que hasta él mismo le sorprende: ya han llegado también a los centros sanitarios de Los Arcos, Santa Lucía y Arrixaca, además de a varios consultorios médicos de San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco y el del barrio cartagenero de Las Seiscientas. Además, ha abastecido de esta herramienta de protección a un supermercado y una panadería de su barrio, a una residencia y a una clínica audiológica. También, a varios guardias civiles que se exponen a diario a la pandemia. Las vienen a recoger a la puerta de su casa aquellos empleados que pueden salir a la calle: SUAP, guardias civiles y policías, entre otros.

«La gente me quiere pagar por las viseras. No quiero dinero. Solo pido, si pueden, material para seguir fabricando»

En paralelo a las viseras, este buzo de la Armada, especialista en la desactivación de explosivos, también ha entregado 200 gomas elásticas para mascarillas, además de ingeniárselas para diseñar una veintena de válvulas de snorkel. «Al principio, me di cuenta de la necesidad de la gente y el agobio de no poder protegerse en el trato diario con los pacientes. En casa no puedes hacer nada, así que después de aquel primer encargo al hospital de La Vega seguí», explica. Hace unos días, una alumna suya del CBA, residente en Madrid, también recurrió a él.

«Todo el material lo he costeado yo. Por suerte, me puedo permitir el gasto de 200 euros porque por eso no me faltará de comer. Además, cada vez son más las personas que, del agradecimiento por las viseras, quieren pagarme. Yo no quiero dinero. Si pueden, y yo lo necesito, altruistamente alguna vez suelo estar escaso de rollos de filamento para seguir produciendo».

Con el ‘Turia’, en La Manga

Realmente, esta dedicación en la confección de viseras y elásticos es un pasatiempo útil para Vázquez, que ingresó en la Armada como electricista en 1997. En la cuarentena, solo trabaja una vez por semana y el tiempo libre lo dedica a aportar su granito de arena. Ha estado en misiones internacionales, en el 2000 se inició en el mundo del buceo y ahora es profesor en el CBA. El año pasado participó en las labores de rescate del ‘Turia’ en La Manga, tras el accidente en el que murió el piloto Francisco Marín. En Cataluña, en un cantil, desactivó municiones de la Guerra Civil, próximas a la vía del tren. «Hay que hacer un trabajo fino, y la tensión siempre está ahí. En el agua, por el peso, no llevas la misma protección».

https://www.laverdad.es/murcia/artificiero-desactiva-covid19-20200417004303-ntvo.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F

Check Also

La flota de Castelló, en pie de guerra tras encontrar el primer caladero de gamba roja en su historia

La flota pesquera de Castellón, como prácticamente la totalidad de los sectores económicos a nivel …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: