Home / CURIOSO / Los mejores lugares para pescar en España divididos por zonas y modalidad

Los mejores lugares para pescar en España divididos por zonas y modalidad

A la hora de tirar la caña de manera literal, existen muchas localizaciones a lo largo y ancho de todo el territorio nacional para disfrutar de una pesca satisfactoria en agua dulce y en agua salada.

Tanto si vives en una zona costera, pudiendo pescar en las playas o acantilados —y hasta a bordo de embarcaciones pequeñas como kayaks—, como si lo haces en el interior, disponiendo multitud de ríos, lagos y embalses, puedes practicar este singular pasatiempo que cada vez gana más adeptos en España.

Por supuesto, existen varias diferencias entre la pesca en agua dulce o en agua salada, desde las propias especies hasta cañas de pescar específicas, cebos y otras variantes, pasando por las distintas modalidades —de maral corrido (en profundidad y arrastre), de lanzado (spinning o surfcasting), con mosca (cebo artificial) y clásica (sin carrete)—.

Si eres un recién iniciado o has picado el anzuelo de la curiosidad, Business Insider España ha escogido los mejores lugares para pescar en España según su zona y modalidad para que sepas lo que te vas a encontrar y puedas prever el equipo que necesitarás.

Pesca de mar

Hombre pescando

Se desarrolla en el litoral, por lo que se lleva a cabo en las distintas vertientes de la península así como en ambos archipiélagos, en Ceuta y en Melilla.

Habitualmente se pesca al lanzado, con cierta tendencia al surfcasting en aguas más tranquilas y de pesca profunda, y dejando el spinning para aguas más vivas, con el objetivo de capturar especies más cerca de la superficie.

Leer más: Pesca para principiantes: guía y equipo básico

La pesca se lleva a cabo tanto en la playa como en acantilados, aunque también puedes adentrarte en el piélago con un kayak y optar por la pesca de fondo.

De esta manera, es posible sumar hasta 8 regiones pesqueras —zonas de pesca de mar— diferentes en todo el territorio nacional: Noroeste —Galicia—, CantábricaTramontana —desde los Pirineos catalanes hasta la provincia de Alicante—, Levantina —desde la provincia de Alicante hasta Almería—, Surmediterránea —hasta el Estrecho de Gibraltar, Suratlántica —hasta Portugal—, Balear y Canaria.

Zona Noroeste

Paisaje de la Playa de las Catedrales, situada en la provincia gallega de Lugo.
Pixabay

Abarca toda Galicia debido a que su exposición al Atlántico —y al predominio de aguas abiertas en sus playas y acantilados— le confiere aguas más frías y vivas, que atrae a muchas especies y les brinda ese sabor marcado seña de identidad de la comunidad autónoma.

La temporada de pesca se suele desarrollar entre marzo y julio, siendo de preferencia entre los amantes de este deporte las zonas rocosas como O Portiño o Carreiroa, o las playas de la mariña lucense y de la cala Caneliñas, entre otros emplazamientos.

Galicia copan gran parte de las 79 principales entre existentes en nuestro país —que también se pueden pescar en la zona cantábrica—.

Entre la fauna marina de esta región destacan la platia, lubina, marisco, cangrejo de río, anguila, congrio, sargo, pulpo, reo, mujel, raya, saboga, rodaballo y el enguado.

Cantábrica

Puerto de Gijón, en Asturias
Getty Images

País Vasco, Cantabria y Asturias abarcan esta zona de pesca, sobresaliendo la provincia asturiana. No en vano, se trata de una de las zonas más conocidas por los practicantes de la pesca deportiva. Y es que además de por su litoral, destaca por la pesca fluvial, especialmente por las zonas salmoneras.

Tramontana

Valencia
Pixabay/PublicDomainPictures

Tanto el Delta del Ebro —las playas del Garxall, del Fangar, del Arenal y del Trabucador— como la desembocadura del Turia o la Albufera son lugares muy apreciados por los pescadores.

En cuanto a las especies que se pueden pescar a lo largo del Mediterráneo es posible hacerse con pescadillas, salmonetes, mero, rape, carpas o sepias, entre otras especies que se extienden también a la zona levantina.

Levantina

Alicante.

Abarca desde la provincia de Alicante hasta unos kilómetros antes de la ciudad de Almería. Comparte fauna marina con la región de la Tramontana y también prolifera la pesca de lanzado.

Surmediterránea

Vista de Málaga

Más allá de la pesca de curricán, tanto de fondo como de arrastre, especialmente popular en Málaga, la pesca de lanzado es la más recurrente entre los que practican la pesca en esta región.

Para ello, es común que elijan la playa de los Álamos o una alternativa menos transitada, como la playa de Maro.

Suratlántica

Una estampa de la Bahía de Cádiz.
Una estampa de la Bahía de Cádiz. Getty/Ekaterina Chuyko

Entre Algeciras y Huelva se emplaza la última zona del litoral peninsular. Las aguas más abiertas que en la vertiente mediterránea y unas temperaturas más frías ayudan a que puedas pescar en cualquier época del año; pero es en verano cuando la práctica se vuelve especialmente fructífera.

De entre todos los lugares de esta región, destaca Cádiz, en los que es posible pescar en varios emplazamientos como la playa de Montijo, en Chipiona; la playa del Buzo, en el Puerto de Santa María, la Fontanilla, en Conil y los Lances, en la desembocadura del río Jara.

Lugares en los que es fácil encontrar besugos, lubinas, doradas, corvinas o lenguados, y hasta atún rojo entre abril y junio.

Si en tu caso prefieres ir a Huelva, puedes encontrar una lonja importante en Isla Cristina, que nada tiene que envidiar a los caladeros de Cádiz.

Islas Baleares

Can Picafort, en Mallorca.
Can Picafort, en Mallorca. Getty/simm49

En el archipiélago lo más habitual es la pesca llamada rockfishing debido a la multitud de roca en el litoral ya  los fondos arenosos y fangosos del piélago, ubicaciones perfectas para el mero, además de pescados de roca. Todos ellos requieren una técnica particular para la pesca.

Se trata del uso de mosca con un peso que hunda el anzuelo hasta el fondo, ya que al moverlo y levantar arena se simula el movimiento de los pequeños animales que comen los peces de la zona.

Claro que si buscas un lugar menos concurrido para pescar, puedes optar por el Puerto de Pollensa, Soller y el dique del Oeste, en Palma capital.

Canarias

Santa Cruz de Tenerife
Diego Delso/Wikipedia

La principal característica de las islas es que según la época del año varía la fauna marina, entre la que puedes encontrar salema, mero, boga, vieja, cabrilla y sargo.

En cuanto a la modalidad, es habitual practicar la pesca de lanzado, especialmente el surfcasting, destacando para ello la reserva marina de la Punta de La Restinga, en El Hierro y la costa de La Graciosa.

 

Pesca de interior

Pesca de interior

La pesca en agua dulce varía en función de si optas por pescar en un lago o embalse a un río. De esta manera, las aguas más tranquilas son más propicias para la pesca con mosca, —salvo contadas excepciones como el “mar de Aragón”—, mientras que los ríos suelen requerir algo más de pericia en la pesca de lanzado.

Pesca de lanzado —spinning o surfcasting

Pesca de lanzado —spinning o surfcasting—

Embalses de Mequinenza y Ribarroja: ambos se sitúan en la provincia de Zaragoza, constituyen el llamado “mar de Aragón”.

Lago de Sanabria: este lago situado en Zamora —Castilla y León— es ideal porque no solo es inmenso, sino que cuenta con fondos de carácter arenoso y rocoso.

Río Ebro: a su paso por Tarragona brinda la oportunidad de pescar el sirulo, la carpa, la lucioperca y el black bass.

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera: ubicado en Castilla La Mancha y con un total de hasta 15 lagos, se presenta como un lugar fantástico para el surfcasting de cara a la pesca del barbo o el lucio. Si bien, también se puede pescar con caña de mosca.

Río Sella: es un ejemplo de la pesca que se puede llevar a cabo en Asturias, y es que junto al Eo, Navia, Nercea-Nalón, o Caudal se trata de un lugar perfecto para pescar trucha y salmón.

Rías Baixas: al igual que Asturias, Galicia ofrece una gran red fluvial que hace las delicias de los amantes de la pesca.

Río Guadalquivir: desde su paso por Sevilla hasta la desembocadura, es un escenario perfecto para la pesca de carpa dorada.

Pesca con mosca

Pesca de mosca

Embalse de Riaño: situado en León, sus aguas proceden de los ríos Esla y Yuso.

Embalse de Benagéber: lugar por excelencia para la pesca de lucios valencianos.

Embalse de Buseo: sus reducida dimensión y orillas de suave pendiente caracterizan a este embalse amigable para los pescadores y en el que el lucio y el black-bass son su reclamo principal.

Embalse de Canelles: su complicada orografía casi obliga al uso de una embarcación, pero no desmerece el lugar privilegiado que ocupa dentro de la pesca en Huesca.

Lago de Banyoles: este lago de Gerona fue uno de los primeros lugares donde se introdujo el pez black-bass. La pesca desde orilla en este lago también resulta complicada, por lo que es habitual el uso de embarcaciones.

Embalse de La Minilla: este embalse sevillano se divide en 3 partes, siendo la cola un lugar magnífico para practicar la pesca del barbo que se apresta al desove.

Embalse de La Jarosa: a menos de 50 kilómetros de Madrid, es uno de los lugares más destacados del centro de la península junto a La laguna de Tierno Galván, en San Martín de la Vega. Destaca por la pesca de trucha arco iris.

Embalse de Orellana: este idílico lugar en Extremadura es perfecto para pescar carpas.

https://www.businessinsider.es/mejores-lugares-pescar-espana-zona-modalidad-650019

Check Also

El Grupo Socialista impulsa en Gandia una declaración institucional a favor de la pesca de trasmallo con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gandia ha promovido una declaración institucional a …

A %d blogueros les gusta esto: