Home / BIOLOGIA / El resurgir piscícola de es Freus

El resurgir piscícola de es Freus

La reserva marina de es Freus, creada en mayo de 1999 para reactivar los recursos pesqueros de la zona, se ha convertido en pocos años en el área protegida de este tipo más importante de Balears, por la cantidad de especies que hay en ella y por el número de peces por metro cuadrado. Es, además, la segunda más extensa del archipiélago. Los datos concretos que aporta el último informe sobre la materia demuestran el gran poder de recuperación del medio marino que permiten las reservas marinas si cuentan con una gestión adecuada.

El Informe sobre el Mar Balear, un exhaustivo estudio multidisciplinar presentado este mismo año y dirigido por las principales instituciones científicas de las islas y el Govern, pone de manifiesto que la cantidad de peces (la biomasa total) ha aumentado tanto en las aguas superficiales (de 3 a 15 metros) como en aguas profundas (de 20 a 25 metros). Pero en este último caso los resultados son especialmente espectaculares, porque hay zonas concretas donde en sólo 11 años se ha más que duplicado el número de peces. Es el caso de la zona de reserva integral, es decir, junto al islote de s’Espardell, donde los valores han pasado de 12,1 kg/250 m2 a 26,5 kg/250 m2.

En la zona de control, ya más extensa, también se han duplicado las cantidades de peces, al pasar de 8,2 a 16,7 kilos por cada 250 metros cuadrados. Todo ello en el periodo que va de 2007 a 2018, último año con datos disponibles.

Esto, por lo que respecta a las aguas profundas, pero en las superficiales el comportamiento también ha sido positivo. El número de peces por metro cuadrado se mantiene estable, pero lo espectacular es el hecho de que la diversidad de especies haya pasado de 2,5 a 5,9 especies por cada 250 metros cuadrados en la zona de reserva integral entre los años 2000 y 2018. Eso supone multiplicar prácticamente por tres la biodiversidad que había cuando se puso en marcha la reserva marina. En la reserva parcial y la zona de control el aumento ha sido 1,5 veces superior al de 2000, con 3,2 y 4,9 especies cada 250 metros cuadrados.

A la luz de estos datos, el informe concluye que «la reserva marina de es Freus de Ibiza y Formentera, tanto en las aguas profundas como en las superficiales, muestra el mayor número de especies (hasta 8,7 especies/250 m2) de todas las áreas marinas protegidas que se han estudiado hasta 2018». Le siguen las de la Reserva Marina de Llevant de Mallorca, con seis especies, y las de isla del Toro e isla del Aire (Menorca), con 5,3 especies.

Una de las entidades que han participado en la elaboración de este estudio, la Fundación Marilles, considera que todavía hay mucho margen para la mejora, pese a los buenos resultados. El director de Marilles, Aniol Esteban, señala que las reservas marinas «en general, han funcionado y dado buenos resultados, pero muy por debajo de su potencial». Estas zonas protegidas «cumplen la función para la que fueron creadas, pero no están consiguiendo todo lo que podrían conseguir; hay un margen de mejora muy importante».

Insuficiente gestión

Ello es así por varios factores. «En primer lugar, no ha habido suficiente vigilancia, si bien ahora parece que empieza a haberla, y falta un seguimiento detallado de las reservas, porque uno de los pocos indicadores que hay actualmente es el conteo de peces», afirma. Debería realizarse una gestión y un control más exhaustivo para conocer la evolución de estos espacios, afirma Esteban.

 

Otro de los problemas es que en la actualidad hay nada menos que siete figuras jurídicas diferentes de espacios protegidos marinos, desde las reservas hasta los parques naturales o la Red Natura 2000, «todos ellos con objetivos diferentes e instituciones responables distintas, lo cual genera dificultades de gestión y de obtención de recursos», opina.

Precisamente, otro de los problemas de las reservas marinas es la falta de financiación adecuada, «motivo por el cual no funcionan al 100%». Aniol Esteban señala que en todas las reservas de Balears reciben anualmente tres millones de euros «cuando necesitarían el doble» para realizar una gestión adecuada.

Además, Marilles suele destacar que actualmente «sólo el 0,16% del mar balear está declarado como reserva integral, es decir, donde no se puede pescar nada; eso supone apenas 45 kilómetros cuadrados, la mitad de lo que tiene la isla de Formentera».

Pero, así y todo, el mar de Balears «es un referente» en cuanto a protección si se compara con las aguas vecinas del Mediterráneo occidental, «que están todavía peor». El 20% de las aguas litorales de Balears tienen algún tipo de protección legal, aunque sólo el citado 0,16% sea una protección total.

Esteban cree que no solo el Govern debe implicarse económicamente en el mantenimiento de la reserva de es Freus, sino que también deberían llegar fondos comunitarios para lograr una gestión eficaz y adecuada de estos espacios.

https://www.diariodeibiza.es/multimedia/fotos/local/2020-06-21-186915-resurgir-piscicola-freus.html

Check Also

Un hombre resulta herido en Menorca por la hélice de una embarcación

Un hombre ha resultado herido este jueves por la hélice de una embarcación en Cales …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: