Home / CURIOSO / Los pescadores no dan abasto para atender la demanda de langosta en Ibiza

Los pescadores no dan abasto para atender la demanda de langosta en Ibiza

Lo previsible era que en esta procelosa temporada, sacudida por la pandemia, la langosta fuera uno de los manjares menos solicitados en la restauración. Por dos razones: el principal, su precio, pero también por la escasa cantidad de turistas que nos visitan. Pues no: los pescadores de Sant Antoni no dan abasto para atender la demanda procedente de los restaurantes ibicencos, según afirma Juan José Castelló, secretario de la Cofradía de Sant Antoni: «Están trabajando muchísimo y muy bien, con gente muy buena, de la que gasta mucho. Nos piden mucha langosta, una demanda que nos ha pillado un poco desprevenidos. Se estaba pescando al mínimo al empezar la temporada. Pero ahora hay muchísimas solicitudes y no tenemos suficiente para servir todo lo que nos piden».

En general, los 15 llaüts (dos de ellos sólo trabajan para abastecer a hoteles y restaurantes en temporada) y la barca de arrastre que operan con esa cofradía «faenan ahora muchísimo». Las ventas «están muy bien, sobre todo de langosta y del pescado más caro, como roges y gallos de San Pedro. Hay una demanda espectacular».

Y aporta unas cifras que demuestran que el temor que había al inicio de la pandemia se ha desvanecido: del 1 al 20 de julio del pasado año se pescaron 345 kilos de langosta; este año, en ese mismo periodo de tiempo, 341 kilos. De roja se han pasado de los 507 kilos de 2019 a los 667 kilos actuales. Y de gamba roja, los 444 kilos de la pasada temporada se han quedado cortos en esta, en la que ya se han vendido 666 kilos.

Casi todos los barcos de Sant Antoni «se dedican a la langosta» y ya en primavera decidieron mantener los precios fijos, pese a que sentían la presión del crustáceo procedente de Mallorca («llegaba muy barato») y de Formentera («los han bajado»). «Algunos de nuestros pescadores querían sacarlas más baratas al mercado para compensar, pero teníamos claro que en mayo, sin turistas, venderíamos las mismas al precio normal que si las bajábamos a la mitad. Era una tontería, sobre todo por el problema que tendríamos luego para recuperar el precio».

A juicio de Castelló, «el turista que hay ahora es muy bueno. La mayoría de los que solían venir en un verano normal no comían un pescado fresco ni por casualidad». Ese turismo de alto poder adquisitivo se nota, «en la cantidad de yates que hay. Están los puertos deportivos a tope».

En la Cofradía de Ibiza, si bien les va «fatal» con la langosta, con el resto de pescado ya han superado las ventas del año pasado un 1,5%, que es todo un logro tras el parón económico del confinamiento. Xico Cardona, su gerente asegura que «hacía tiempo» que no facturaban tanto. Cree que se debe a que en los primeros meses del confinamiento «no venía pescado de fuera y porque se demandaba más el producto local».

«Pero lo que ha bajado mucho es la langosta. Está pinchando, y eso es malo para muchos pescadores que basan su rendimiento anual en ese producto. A finales de junio íbamos un 70% por debajo del 2019, y ahora sobre el 63% por debajo», calcula Cardona. Eso sí, «los que ya no pescan langosta (algunos las han abandonado ya este año) han capturado otras especies», de manera que el total de ventas va un poco por encima del de 2019.

Ya se han reincorporado todos los pescadores de temporada: «Había dudas al principio, pero ya están los mismos de otros años». Son la mitad de los aproximadamente 30 barcos de artes menores que hay en esa cofradía. También han vuelto las barcas alicantinas, que debido a la caída abrupta de los precios de la gamba roja dejaron de visitar este puerto al inicio de la pandemia: «Ya pescan normalmente, aunque son muy irregulares».

Este año, en Vila han dejado los precios «sin tocar», si bien en su momento discutieron, como en Sant Antoni, si se bajaba el de la langosta para hacer frente a la procedente de Mallorca. También la dejaron igual.

Lo que sí ha bajado es el precio medio de las ventas (50 céntimos). La culpa la tiene la langosta: «Es que no es lo mismo vender un kilo de ese producto que un kilo de sargos», indica Xico Cardona.

https://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2020/07/23/pescadores-dan-abasto-atender-demanda/1157430.html

Check Also

Se buscan soluciones para proteger las praderas de posidonia de Portocolom

La Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, el Ayuntamiento de Felanitx y la plataforma Salvem …

A %d blogueros les gusta esto: