Home / BIOLOGIA / Científicos de la UIB investigan el “reloj interno” del raor

Científicos de la UIB investigan el “reloj interno” del raor

Especialistas en Ecología de Peces del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea), procedentes de la Universidad de las Islas Baleares y de su grupo de Neurofisiología , llevan a cabo una investigación sobre las causas y consecuencias de las variaciones en el ritmo biológico circadiano en el raor, en el marco del proyecto Clocks.

Desde el pasado 1 de junio, estos grupos de investigadores de la UIB trabajan con miembros del Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (LIMIA) del Govern en este proyecto que se prolongará durante tres años, ha explicado este jueves en una nota el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en las islas.

El Proyecto Clocks estudiará, por primera vez, el comportamiento circadiano a lo largo de la vida de los peces marinos, desde larvas hasta ancianos, y sus consecuencias para las personas.

Los investigadores en Baleares centran su estudio en analizar el comportamiento del raor (Xyrichthys novacula), ya que se trata de una especie que está dando luz a multitud de procesos ecológicos que tienen un impacto socioeconómico relevante en el archipiélago.

El investigador del Imedea y responsable del proyecto, el Dr. Josep Alós, ha subrayado que el raor permite hacer experimentos con muchos individuos en un ambiente homogéneo, como es la arena de la reserva marina de la Bahía de Palma.

Ha detallado que, a raíz de estudios anteriores, el grupo de trabajo sabe que hay peces que se levantan según su reloj interno alrededor de las 7.15 horas de la mañana, coincidiendo con la salida del sol, mientras que otras especies se levantan a las 11.00 horas.
Imágenes de raors pescados en Formentera.

Por tanto, los investigadores consideran que hay diferentes cronotipos, lo que refleja una semejanza en lo que se ha observado hasta ahora en el ritmo biológico de las personas, ha puntualizado Alós.

Ha comentado que, cuando el raor se retira para dormir, se entierra bajo la arena, lo que permite a los investigadores diferenciarlo muy bien del resto de peces.

También ha incidido en que es una especie representativa de muchas otras, ya que es costera, se explota para la pesca y tiene una importancia socioeconómica relevante.

El investigador ha defendido que esta especie tiene una estructura social compleja, por lo cual el grupo puede analizar no solo las consecuencias de los diferentes cronotipos en las sociedades de peces, sino también cómo funcionan las sociedades animales, incluyendo la especie humana.

Ha concretado que los cronotipos son el resultado del comportamiento emergente entre el reloj biológico de los peces y el ambiente, por lo que para poder entender su ritmo circadiano, el primer paso es eliminar los factores ambientales y sociales, y hacer estudios en condiciones de laboratorio.

Tras este primer paso, los investigadores estudian en el laboratorio el comportamiento de raors adultos para ver si el ritmo entre el día y la noche se ajusta a un factor externo, como es la luz, y si, cuando las condiciones de luz son continuas, el ritmo se ajusta a ello o se sincroniza.

Para poder entender cómo funcionan estos relojes biológicos en todas las etapas de vida de los peces, los investigadores crearán también un protocolo de cría en cautividad del raor y estudiarán por primera vez su comportamiento y ritmos circadianos, incluso en larvas de peces marinos.

También realizarán un experimento de manipulación con melatonina, una hormona vinculada al reloj interno de todos los seres vivos y que está detrás de los ritmos biológicos de todos los animales.

En los peces, los científicos han encontrado que los cronotipos influyen en el funcionamiento del océano, cómo en los tipos de peces que se pescan para finalmente ser consumidos por las personas.

Por ello, este grupo de investigadores analiza desde el mes pasado la razón por la cual unos peces se levantan más temprano y otros más tarde, utilizando sistemas de la tecnología más avanzada para conocer cómo funcionan las sociedades animales y analizar la transmisión de la información social y la dispersión de una enfermedad en las sociedades humanas.

Los científicos utilizarán la base de datos globales de la European Aquatic Animal Tracking Network para recopilar la información sobre interacciones sociales y los cronotipos de diferentes especies marinas, como bacalaos y langostas, para replicar el estudio de los raors y comparar sus características globales.

El proyecto CLOCKS cuenta con la financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación, en el marco del programa estatal de generación del proyecto.

Científicos de la UIB investigan el “reloj interno” del raor

Check Also

Se buscan soluciones para proteger las praderas de posidonia de Portocolom

La Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, el Ayuntamiento de Felanitx y la plataforma Salvem …

A %d blogueros les gusta esto: