Home / CURIOSO / La pesca ilegal de chanquetes en el puerto de Málaga: hasta 10.000 euros la noche

La pesca ilegal de chanquetes en el puerto de Málaga: hasta 10.000 euros la noche

En los meses centrales del año, con el buen tiempo, aparecen en el puerto de Málaga puntos de luz, como luciérnagas en la madrugada. Podrían parecer avisos o guías, pero detrás están los bolicheros: pescadores ilegales de pescado inmaduro y chanquetes.

Con un punto de luz, una red cegada y un punto de agarre fijo y otro móvil, los bolicheros se pueden hacer con dos o tres cubos de pescados inmaduros por lance. Cada cubo contiene entre 15 y 20 kilos de chanquetes. Un lance de los furtivos puede extenderse unos 20 minutos y, por lo tanto, en tres o cuatro horas de faena por noche se pueden conseguir una decena de cubos de alevines. La noche que más se ha pescado en el puerto en los últimos meses, los bolicheros se hicieron con 25 cubos. La semana pasada un kilo de chanquetes se vendió por 25 euros en el mercado negro, según fuentes consultadas por Málaga Hoy. Las cuentas son fáciles: en una noche de faena, los bolicheros pueden embolsarse cerca de 10.000 euros.

Este es un bote a repartir, ya que cada noche saldrían dos o más embarcaciones con varios bolicheros en cada una de ellas. Desde 2016, fuentes consultadas por este periódico habrían contado 1.146 botes con 2.315 puntos de luz activos en 513 días distintos. Esto hace que, a cada bote se asocien varios puntos de luz que atraigan a los alevines y en los que se pueda hacer un lance.

Una vez pescado y sacado del puerto tiene distintas vías para comercializarse, bien directamente a restaurantes y chiringuitos, bien vía mercados, dónde adopta nombres en clave como mercancía o melocotones. Según un experto cada kilo de inmaduros podría alcanzar los 4 kilos de pescado maduro.

Pese a la pandemia, 2020 fue el segundo año en el que más embarcaciones de este tipo se contaron en las aguas del puerto, con 246, sólo por detrás del año 2017, cuando se contabilizaron 275 botes. Significativamente prolífico para los bolicheros fue el mes de junio de 2020, cuando se avistaron 141 embarcaciones ilegales y 353 puntos de luz en las mismas, el mes con más actividad de este tipo registrada por las fuentes consultadas.

LAS REDES CEGADAS QUE SE USAN TIENEN ENTRE 4 Y 14 MM DE LUZ, CUANDO LA LEY MARCA EL MÍNIMO EN 40 MM

Tanto calado ha tenido este arte en la pesca tradicional malagueña que el boliche tiene, incluso, un barrio en Fuengirola con esta nomenclatura, además de una estatua recordando al bolichero en el centro del mismo. El boliche, es un arte tradicional que se viene ejerciendo desde el siglo XVIII, según documenta la Junta de Andalucía. No fue hasta 1988 cuando este tipo de pesca de arrastre se declaró ilegal por parte de la Junta.

La legislación actual fija que se debe faenar a un mínimo de 50 metros de la orilla marina y se exige una luz de malla de 40 milímetros. Las redes que usan los bolicheros suelen constar de entre 4 y 14 milímetros de luz y hasta 150 metros de largo para ejercer su arrastre. La última red decomisada alcanzaba un valor de 3.000 euros.

Fuentes de la Policía Portuaria defienden que no tienen medios acuáticos para luchar contra los ilegales y que cuando llega el barco de la Guardia Civil desde el puerto de Benalmádena, muchas veces es tarde, ya que también deben cubrir 180 millas náuticas de costa.

Debido al uso de estas artes de pesca a mediados del siglo XX en Málaga, el chanquete estaba ya bastante esquilmado en 1988, cuando, tras cinco años de campañas de la Junta –para desincentivar su pesca– la prohibió. Es por ello que lo que cae en las redes de los bolicheros no sea aphia minuta (nombre científico del chanquete), sino alevines de boquerones, sardinas o lenguados.

Sobre esta realidad disertaron en el Ateneo de Málaga Juan Carlos Cilveti, colaborador de Málaga Hoy y cronista marítimo; Miguel Ángel Parrado Barea, jefe de protección oficial del Puerto de Málaga y un jefe de grupo de la Policía Portuaria.

Cilveti dio una perspectiva histórica del arte de pesca, que, junto a el copo o la jábega quedaron en la ilegalidad en los años ochenta, mientras que los agentes portuarios apoyaron la intervención con su experiencia en el puerto.

Mesa redonda en el Ateneo en la que se dio luz al problema.Mesa redonda en el Ateneo en la que se dio luz al problema.

Mesa redonda en el Ateneo en la que se dio luz al problema. M. H. (Málaga)

Se dio así en la conferencia algo de luz a una actividad de la que no se suele hablar desde que se ilegalizase y comenzase a hacerse a la luz de unos focos que parecerían luciérnagas entre las dársenas del puerto.

Check Also

Los peces del Océano Austral están adaptando su comportamiento al cambio climático

La crisis climática está llevando al límite a los peces antárticos,  que enfrentan un aumento …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: